Queremos iluminar el mundo

Hay razones, no hay excusas

Por Equidad

Bondadosa templanza habitual, propensión a dejarse guiar, o a fallar, por el sentimiento del deber o de la conciencia, más bien que por las prescripciones rigurosas de la justicia o por el texto terminante de la ley.

Justicia natural, por oposición a la letra de la ley positiva.

Disposición del ánimo que mueve a dar a cada uno lo que merece.

La equidad remite a la idea de la virtud de lo justo, es decir, de que cada uno reciba lo que le corresponde. Si cada cultura se comporta con valores distintos, la nuestra lo hace en general tomando como un valor positivo la igualdad, no en lo que refiere al modo de pensar o a cuestiones de identidad o de gustos, pero sí respecto de las oportunidades de progreso y frente a la justicia.

Todos los seres humanos poseen su propia dignidad y cada uno es un fin en sí mismo. De esa forma, ni las desigualdades naturales ni las jerarquías sociales deben subordinar a una persona a los fines de otra, ni impedirle realizar, a través de sus medios intelectuales y morales, el pleno desarrollo de sus facultades

Immanuel Kant

La primera igualdad es la equidad

Víctor Hugo