Cómo trabajamos los proyectos

Promoviendo el desarrollo humano integral

Para Manos Unidas el desarrollo humano se concibe desde una perspectiva integral, teniendo presente a toda la persona, y conlleva el respeto, protección y garantía de los derechos humanos. Ese enfoque del desarrollo humano exige fortalecer los derechos económicos, sociales y culturales para alcanzar la sostenibilidad de los procesos de desarrollo y así garantizar las libertades básicas.

Centrados en las personas

El objetivo de los proyectos de desarrollo de Manos Unidas es la consecución de los derechos de las personas, corrigiendo las desigualdades y las prácticas discriminatorias, ya que éstas obstaculizan el desarrollo. Para Manos Unidas es fundamental trabajar con la población más vulnerable, ya que tienen mayores dificultades para ejercer sus derechos. Los proyectos de desarrollo se llevarán a cabo mediante todas las obras y actividades que ayuden a la liberación integral del hombre en los países en vías de desarrollo, con especial cuidado del medio ambiente.

Orientados a la sostenibilidad

La formación, desarrollo y fortalecimiento de las capacidades locales a fin de asumir eficiente y eficazmente el liderazgo y la apropiación de los procesos de desarrollo, es fundamental para asegurar la sostenibilidad de los proyectos una vez concluido el apoyo externo.

El ciclo de un proyecto en Manos Unidas

 

 

  1. IdentificaciónLos proyectos de cooperación deben centrarse en generar capacidades en la población sujeto para que se empodere y protagonice sus propios procesos de desarrollo.
    Los proyectos siempre surgen de las comunidades (ya que son ellas las que identifican sus necesiadades). En esta fase, se analiza el contexto estudiando los problemas y soluciones y el rol de los actores presentes en la zona y de la población meta. Para ello, Manos Unidas facilita la participación de todos los grupos implicados y, en especial, de las mujeres, las minorías y los grupos vulnerables.
  2. FormulaciónSe fijan los objetivos deseados y los resultados que conducirán al cumplimiento de esos objetivos. Se establecen indicadores que permitan medir los avances y la consecución de los resultados. Y se planifican las actividades concretas necesarias para alcanzar cada uno de los resultados, dotándolas de unos recursos específicos. La sostenibilidad del proyecto es una condición que garantiza que los objetivos e impactos positivos de un proyecto de desarrollo perduren después de la fecha de su finalización.
  3. Ejecución y seguimientoSe inicia una vez que el proyecto ha sido formalmente aprobado. Supone, por un lado, la ejecución en terreno del proyecto por parte del socio local junto a la población; y, por otro, la revisión continua de los indicadores, las actividades, el cronograma, la ejecución presupuestaría y la participación e implicación de la población. De esta forma se puede observar la consecución de los resultados y se pueden realizar los ajustes necesarios.
  4. Evaluación finalPermite extraer aprendizajes de los procesos emprendidos, obtener información lo más completa posible sobre cómo se ha desarrollado el proyecto en todas sus fases, para llegar a conclusiones y poder identificar claramente los logros, las dificultades, las limitaciones y las potencialidades que supongan mejoras para el futuro tanto para el Socio Local como para Manos Unidas.

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete