Criterios de selección de proyectos

Manos Unidas financia proyectos de desarrollo agrícola, sanitario, educativo, social y de promoción de la mujer, con el objetivo de ayudar al desarrollo integral de las personas en los países del Tercer Mundo. Además, atiende a poblaciones en situación de emergencia y de ayuda humanitaria en catástrofes y en otras circunstancias que así lo requieran.

Para Manos Unidas, el desarrollo es un proceso que debe llevar a transformaciones y cambios sociales tanto en el Norte como en el Sur, de forma que se alcancen condiciones de vida digna para todas las personas. Los proyectos nacen de las necesidades que siente la población de los países más empobrecidos, y son una herramienta para favorecer el desarrollo de los pueblos, su educación, alimentación, atención sanitaria, etc. En definitiva, contribuyen a la erradicación de la pobreza.

La colaboración de Manos Unidas no se destina nunca a fines bélicos, partidistas o que implican violencia o agresión al hombre o a la naturaleza.

Ciclo de un proyecto

Desde los lugares más remotos de África, América Latina, Asia y Oceanía llegan cada día a Manos Unidas solicitudes que se estudian y analizan al detalle y que han de cumplir un requisito básico: los destinatarios, verdaderos protagonistas del proceso, deben ser también los impulsores de las propuestas y los encargados de ponerlas en marcha. El proyecto nace de una solicitud o deseo de cambio, y pasa por un proceso de conocimiento y análisis de la realidad a cambiar.

El proceso tiene varios pasos:

  • Recepción de la solicitud de la organización local del Sur.
  • Estudio y discusión de la misma.
  • Elaboración de la ficha de estudio.
  • Propuesta de aprobación o rechazo del proyecto, indicando la vía de financiación.
  • Decisión final de aprobación o rechazo por parte de la Comisión Permanente.

Si el proyecto es aprobado, la iniciativa se desarrolla en comunicación directa con sus destinatarios y responsables, garantizando que los fondos que reciben de la sociedad española llegan a su destino. Lamentablemente, la limitación de nuestros recursos nos permite apoyar sólo una parte de las solicitudes que recibimos.

Participación de los destinatarios

Apoyamos aquellos proyectos que son fruto de la reflexión y el análisis, fomentando la participación de la población beneficiaria, ya que la implicación de los destinatarios es condición indispensable para la sostenibilidad futura de las iniciativas.

Insistimos en la necesidad de que la población local adquiera los conocimientos técnicos suficientes para que los proyectos puedan funcionar una vez concluido el apoyo externo, pues nuestro objetivo no se limita a resolver necesidades puntuales, sino a favorecer los procesos que permitan la identificación de los problemas y la búsqueda de soluciones por parte de los beneficiarios. Además, los proyectos exigen un seguimiento cercano, lo que significa un contacto directo con nuestras contrapartes, responsables de los proyectos en el Sur.

Comparte: