El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida

EL HAMBRE NO SOLO SE COMBATE CON COMIDA

“Todos Unidos, y en conexión con aquellos que se consagran a la misma tarea, podemos mucho más de lo que creemos”.

La historia de Manos Unidas, ONG pionera en España, comenzó hace cerca de sesenta años cuando un grupo de mujeres de Acción Católica se empeñó en hacer desaparecer las fronteras del hambre en el mundo. “La mayor dificultad para acabar con el hambre, con todas las hambres del mundo, es creer que no se puede lograr”, dijeron estas mujeres que, unidas por un objetivo común, declararon la guerra al hambre.  Y a esas mujeres que, superando todos los obstáculos de la época, iniciaron la batalla contra el hambre, la injusticia y la pobreza, se han sumado, durante décadas, centenares de miles de personas comprometidas con el mismo fin: proporcionar una vida mejor a millones de personas cada año

Manos Unidas por la educación: Comprométete

Entra aquí para conocer a Yaro y a Namita

Manos unidas por el agua: Comprométete

Entra aquí para conocer la historia de Margarita

Comprométete con la agricultura: Manos Unidas. Foto: Marta Carreño

Entra aquí para conocer a Gabriel y a Pascaline

Durante este tiempo, la historia de Manos Unidas se ha ido forjando en los lugares donde el hambre y la pobreza frenan el desarrollo de los pueblos, donde la educación y la asistencia sanitaria son casi una quimera para muchos, donde los niños no saben lo que es la infancia, donde se explota a los más débiles y se margina a la mujer por el hecho de serlo y donde el emigrante no encuentra refugio y el que es diferente sufre rechazo.

En todos estos lugares, los programas, planes y proyectos de desarrollo integral que promueve Manos Unidas proporcionan cada año las herramientas para que, superadas nuestras fronteras, más de 2,5 millones de personas de África, América Latina y Asia puedan combatir el hambre y cambiar la historia de su vida. 

Porque el hambre no solo se combate con comida, ¡comprométete!

Anímate estos días a conocer cómo el tesón de Manos Unidas y sus socios locales y el compromiso de miles de socios y colaboradores, se materializa cada año en más de 1.000 proyectos de desarrollo, capaces de cambiar la vida de personas como Yaro, Namita, Gabriel, Pascaline o Margarita…   


Comparte: