Plántale cara al hambre: Siembra - #ManosUnidasSiembra

Amenaza de hambre en Etiopía; enviamos cerca de 200.000 € de emergencia

Miércoles, 23 diciembre, 2015

Manos Unidas ha enviado a algunas zonas de Etiopía cerca de 200.000 euros de ayuda de emergencia para paliar las consecuencias de la sequía, que agravada este año por el fenómeno de El Niño, amenaza ya a 10,2 millones de personas.

1.- A principios del mes de noviembre recibimos en nuestros Servicios Centrales la primera petición de ayuda de emergencia, proveniente de la zona de Hadiya, a 300 kilómetros de Addis Abeba, donde, junto con el gobierno del distrito, el Vicariato ha elaborado una intervención de emergencia en tres municipios para apoyar durante cuatro meses a 1.000 de las familias más vulnerables. La ayuda consiste en proporcionar alimentos, maíz y trigo, o dinero en efectivo a 800 familias a cambio de que sus miembros hagan trabajos comunitarios. Las 200 familias restantes, que están encabezas por mujeres embarazadas o personas enfermas o discapacitadas, reciben la ayuda sin ninguna contraprestación. El proyecto también incluye la distribución de alimentos a las madres o cuidadoras de 100 niños pequeños que acuden al programa de nutrición del centro de salud del distrito. Además, esta iniciativa está contemplando la formación a tres enfermeros y a doce agentes de salud comunitarios, que trabajan en el centro de nutrición y en los poblados, para mejorar sus conocimientos sobre el tratamiento de la malnutrición. (Beneficiarios: 6.212 – Importe:  82.526 euros).

Emergencia Etiopía Zway. Fotos: Manos Unidas/Penny mathes

2.- A finales de noviembre aprobamos un proyecto de emergencia en la zona de Kambata Tambaro, en la región de los Pueblos del Sur. Las familias, que suelen tener una media de seis hijos, carecen de reservas de alimentos, por lo que en una situación de sequía no tienen medios para hacer frente. Los beneficiarios de este proyecto son los 385 niños que asisten a la escuela primaria que regentan los Padres Capuchinos. Con los 12.328 euros enviados se están proporcionando galletas de alto valor nutritivo a los escolares. (Beneficiarios: 385 – Importe:  12.328 euros).

3 y 4.- Además, estamos colaborando en diferentes fases de un programa de nutrición en la localidad de Zway en la región de Oromía, una de las zonas afectadas por esta situación. Allí, las Salesianas de Don Bosco mantienen de manera constante su programa de nutrición, "Feeding Program", para atender a los niños desnutridos y a las familias más pobres de la zona, así como para los niños más vulnerables de sus propias escuelas. Cada cierto tiempo, las religiosas se ven obligadas a buscar financiación externa para lograr mantener las actividades y llegar al máximo número de beneficiarios posible. Manos Unidas ha colaborado con las salesianas en numerosas ocasiones. Las últimas partidas de ayuda de emergencia se están destinando a la compra de leche y de una papilla nutritiva llamada faffa, y de medicinas y vitaminas y a proporcionar atención médica a los pequeños afectados. A lo largo del año se ha apoyado este proyecto en dos ocasiones. (Beneficiarios: 3.550 – Importe: 75.273 euros + 24.000 euros).

Sin lluvias no hay cosecha 

En 2015, las llamadas lluvias Belg, que se dan generalmente entre febrero y mayo, se presentaron muy tarde, fueron irregulares y terminaron pronto, lo que ha supuesto la  pérdida total de la cosecha en muchas zonas del país. A pesar de su corta duración, este periodo de lluvias es fundamental tanto para los cultivos de ciclo corto, de tres meses,  como para los de ciclo largo, de seis meses de duración.

También la estación de lluvias Meher, que va de junio a septiembre y suele traer precipitaciones más copiosas, empezó tarde y fue muy irregular, por lo que las cosechas han sido muy pobres y el hambre, que amenaza a gran parte de la población, es ya una realidad en el país.

En Etiopía los cultivos plantados en junio se recolectan en el último trimestre del año y la producción suele durar hasta febrero. Con ello, mayo y junio se convierten en meses críticos para la alimentación. El problema se agrava, si como ha sucedido este año, no se puede obtener una cosecha suficiente con las pequeñas lluvias. Además, la falta de lluvia afecta a los pastos y al nivel freático de los pozos, por lo que se han reportado muertes entre el ganado.

Asimismo, al haber menos producción agrícola en ciertas zonas, los precios de los cereales y los legumbres han incrementado, que afecta sobre todo a las personas muy pobres que tienen poco o ningún terreno para cultivar. 

Sequía en la región del Tigray. Foto: Marta Carreño

Las zonas y regiones más afectadas por esta situación se sitúan en el centro y el este de Etiopía: región de Tigray y gran parte de Afar, zonas de la región de Amhara, zonas de Oromía, zonas orientales de la región de los Pueblo del Sur y zonas de la región Somali.

A principios de año el gobierno había previsto que 2,9 millones de personas necesitarían ayuda alimentaria durante el año.  Un estudio de las necesidades llevado a cabo en junio llevaron a revisar esta cifra y situarla en 4,5 millones. En el último informe el dato se sitúa en 10,2 millones de afectados.    

Puedes consultar la información facilitada por el Gobierno de Etiopía en el siguiente informe en inglés

 

Comparte: