El #PapaenLesbos. Misericordia ante las tragedias que golpean a la humanidad

“He querido estar hoy con vosotros. Quiero deciros que no estáis solos”. Fueron las primeras palabras que pronunció el papa Francisco en Lesbos el pasado sábado 16 de abril. La visita entronca directamente con el trabajo que Manos Unidas está realizando, dentro de su labor de sensibilización, a través de los materiales de formación cristiana, y de las "Semillas de Misericordia".

He querido estar hoy con vosotros. Quiero deciros que no estáis solos”. Fueron las primeras palabras que pronunció el papa Francisco en la isla griega de Lesbos,  que alberga a miles de refugiados que huyen de la guerra en Siria, en su visita del pasado sábado 16 de abril. En el "Centro de Detención" de Moria, primera parada de un día clave para la Iglesia y para la historia, se vivieron momentos que reflejan el drama por el que han pasado, y siguen pasando, los miles de personas que se encuentran en esta situación: hombres, mujeres, niños, ancianos, cristianos, musulmanes… todos mostraron sus heridas físicas y espirituales a Francisco, en un ambiente de profundo respeto, no exento de peticiones de ayuda y libertad, que los que allí malviven trasladaron al Pontífice, y al mundo que les veía por televisión, con los materiales que tenían a mano: cartones, hojas sucias…                                                    

El Papa estuvo acompañado por el Patriarca Ecuménico de Constantinopla (Turquía), Bartolomé I, y por el Arzobispo de Atenas y de toda Grecia, Jerónimo II.

“He venido aquí con mis hermanos, el Patriarca Bartolomé y el Arzobispo Ieronymos, sencillamente para estar con vosotros y escuchar vuestras historias. Hemos venido para atraer la atención del mundo ante esta grave crisis humanitaria y para implorar la solución de la misma. Como hombres de fe, deseamos unir nuestras voces para hablar abiertamente en vuestro nombre. Esperamos que el mundo preste atención a estas situaciones de necesidad trágica y verdaderamente desesperadas, y responda de un modo digno de nuestra humanidad común”.

Junto a ellos, en un acto de marcado carácter ecuménico, firmó una declaración conjunta y rezó también, a orillas del Mediterráneo, por todos los migrantes fallecidos en su intento por llegar a Europa.

Sembrando semillas de misercordia

La visita del Papa a Lesbos se enmarca también dentro del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, año santo convocado por el Santo Padre para 2015-2016, cuyo significado estuvo presente, no solo en los gestos de la visita, sino en las mismas palabras de Francisco:

Este es el mensaje que os quiero dejar hoy: ¡No perdáis la esperanza! El mayor don que nos podemos ofrecer es el amor: una mirada misericordiosa, la solicitud para escucharnos y entendernos, una palabra de aliento, una oración. Ojalá que podáis intercambiar mutuamente este don. A nosotros, los cristianos, nos gusta contar el episodio del Buen Samaritano, un forastero que vio un hombre en necesidad e inmediatamente se detuvo para ayudarlo. Para nosotros, es una parábola sobre la misericordia de Dios, que se ofrece a todos, porque Dios es «todo misericordia». Es también una llamada para mostrar esa misma misericordia a los necesitados. Ojalá que todos nuestros hermanos y hermanas en este Continente, como el Buen Samaritano, vengan a ayudaros con aquel espíritu de fraternidad, solidaridad y respeto por la dignidad humana, que los ha distinguido a lo largo de la historia”.

Este ejemplo de misericordia entronca directamente con el trabajo que Manos Unidas  está realizando, dentro de su labor de sensibilización, a través de los materiales de formación cristiana de su Campaña “Plántale cara al hambre: siembra”, con la publicación de lo que hemos llamadoSemillas de Misericordia: catequesis basadas en las obras de misericordia corporales, de las que tanto testimonio dan nuestros los socios locales en el Sur. Y más concretamente, con la “semilla” correspondiente al mes de abril: la de Dar posada al peregrino, obra de misericordia que es la que piden tantos “peregrinos” que están llegando a nuestro continente, personas en busca de un nuevo hogar, como los que visitó el Papa en Lesbos.

Galería de imágenes: 

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete