Plántale cara al hambre: Siembra - #ManosUnidasSiembra

Hoy como ayer: gente comprometida

Martes, 19 diciembre, 2017

Este 2017 ha sido el año de la «gente comprometida». Sin embargo, en Manos Unidas siempre hemos tenido presente el compromiso en nuestra visión de la cooperación para el desarrollo. Ya en 1989 afirmábamos que «la solución está en compartir» y, dos años después, que «ser justo es comprometerse».

Este compromiso se ve reflejado en la generosidad y fidelidad permanente de nuestros socios y donantes, que han hecho realidad más 30.000 proyectos hasta el momento. Si en 1960 sus aportaciones fueron el equivalente a 3.000 €, en 1990 alcanzaron los 21 millones. Y el año pasado superaron los 47 millones de euros.

Emilio y Antonio nos escribían, en 1970, que se iban a privar de comer chucherías para mandar sus ahorros a Manos Unidas; y Pili, una década después, que lo poco que enviaba lo hacía de todo corazón. En 1994, Gabri y Diego sustituyeron su lista de boda por una cuenta para financiar un proyecto en Burkina Faso y un matrimonio donó a Manos Unidas lo que pensaban gastarse en los regalos del día de San Valentín en 1989.

«Me habéis hecho cambiar de opinión respecto a las ONG. Y todos aquellos que, hoy día, califican a Manos Unidas de fiable, transparente, de total confianza, con valores y segura, están en lo cierto, pues el dinero que recauda llega a su destino», nos decían en 1990.

Gente comprometida - Manos Unidas

Así lo constatan nuestros socios locales en su trabajo diario en el terreno, capaces de identificar las necesidades, proponer soluciones y gestionar los recursos recibidos convirtiéndolos en realidades de un valor incalculable para las familias más pobres del mundo:

«Los fondos han llegado y los hemos invertido, según lo previsto, en proyectos sociales, agrícolas y educativos» (Burundi, 1973).

«Ya han llegado los fondos para el pabellón de pediatría» (Uganda, 1977).

«Hemos podido reconstruir nuestro viejo hospital» (India, 1980).

Sus mensajes de agradecimiento a lo largo de estos casi 60 años son una fuente de motivación para que, hoy como ayer, todos sigamos manteniendo el mismo compromiso con el que empezamos.

*Este artículo fue publicado en la Revista de Manos Unidas nº 204 (octubre 2017 - enero 2018).

Comparte: