Viaje al centro de Manos Unidas: las personas

En octubre de 2017 tuvieron lugar los viajes formativos que anualmente realiza Manos Unidas. Tres grupos compuestos por personas de las Delegaciones y los Servicios Centrales viajaron a India, Etiopía y El Salvador para conocer de primera mano algunos de los proyectos que apoyamos y, lo más importante, para conocer a las personas protagonistas de esos proyectos: nuestros socios locales y las comunidades con las que colaboramos.

India - Foto María José Pérez Manos Unidas

«Nos apoyaremos mientras vivamos»  ̴  Etiopía Viaje de Formación Etiopía - Foto Daniela Marcolla Manos Unidas

Nos encontramos en este viaje seis personas que durante diez días pudimos observar que las gentes de este país, a pesar de las dificultades, poseen una increíble capacidad de acogida. Lo pudimos constatar en las visitas a los distintos proyectos y, de forma especial, en el campo de refugiados de Adís Abeba. Etiopía es el país mejor considerado del mundo en relación a la acogida de refugiados; actualmente cuenta con un millón en su territorio.

SALU significa «nos apoyaremos mientras vivamos» y también es el nombre de una de las asociaciones con las que trabajamos en el país. Esta frase expresa la capacidad del corazón etíope, inmenso como su naturaleza. Con este socio local y el apoyo de Manos Unidas, veintisiete personas recuperan la esperanza en la vida y en el futuro. A través de los proyectos que visitamos, pudimos ver que Etiopía es un país con posibilidades para desarrollarse: posee tierra fértil, agua, cereales… una población joven cada vez mejor preparada y una estabilidad política que le permite aumentar el presupuesto en sanidad y educación.

Viaje de Formación Etiopía - Foto Manos UnidasManos Unidas está colaborando en el encuentro entre las comunidades ortodoxa, musulmana y católica a través de proyectos hídricos y educativos; proyectos que sanan heridas que estigmatizan y heridas del corazón. Además, se mejora considerablemente la supervivencia materna e infantil y aumenta su fe en el futuro.

Cenar en una cabaña de Emdibir nos alejó de nuestras preocupaciones para acercarnos a la esencia del pueblo etíope; un pueblo noble, agradecido, de gran corazón. Amasekgenala («gracias»). Lo escuchamos cada día.

Texto de Lorena Diego (Del. Salamanca), Natividad Mª Velasco (Del. Córdoba), Mª Luisa Fernández (Del. Pontevedra), María Potel (Del. Santiago de Compostela).

«Acercarnos a las personas»  ̴  IndiaViaje de Formación India - Foto Mª Pilar González Manos Unidas

Me llamo Pilar y soy voluntaria de Manos Unidas. Trabajo en el área de Educación para el Desarrollo y, en las charlas que doy en los colegios, siempre he presumido de que los proyectos que apoya nuestra Organización tenían más posibilidades de éxito porque partían de dar la iniciativa y el protagonismo a las personas que apoyamos. Y, aunque presumía, en el fondo de mi corazón tenía un «runrún» que me preguntaba… ¿será verdad?

En este viaje he descubierto que el protagonismo de las comunidades es una gran verdad. Que contamos con unos socios locales que tienen una implicación que va mucho más allá de un mero trabajo. Están comprometidos vitalmente y esto es esencial para el éxito de los proyectos.

Y me he encontrado con las personas… Con las personas que se acercan, te tocan y se comunican con los ojos y la sonrisa. Con las personas que han crecido gracias a Manos Unidas. Con las personas que están orgullosas de sus cultivos y de los métodos aprendidos para alcanzar una mayor seguridad alimentaria. Con esas personitas vulnerables que son los niños y niñas. Y con la alegría de ver que bailan, aprenden y juegan en la seguridad de un hogar y no en las estaciones o calles a expensas de cualquier desaprensivo. En resumen, ha sido un viaje que me ha hecho encontrarme con una realidad que espero poder transmitir en la labor que realizo para Manos Unidas.

Texto de Mª Pilar González. Delegación de Madrid.

Construyendo comunidad  ̴  El Salvador Viaje de Formación El Salvador - Foto Manos Unidas

Este viaje nos ha permitido captar el sentido más hondo y completo de Manos Unidas en su labor de apoyo a los pueblos más desfavorecidos. No es solo una ayuda material sino integral, que abarca toda la comunidad en los aspectos sociales, laborales, económicos y de aprendizaje. Viaje de Formación El Salvador - Foto Manos Unidas

Las personas que hemos conocido en El Salvador muestran una disposición abierta y dispuesta a poner en marcha mejoras que son necesarias en comunidades tan vulnerables. Se ponen manos a la obra participando activamente, construyendo comunidad. Su actitud es positiva, abierta y solidaria.

Hemos visitado proyectos que procuran soberanía alimentaria, como la mejora de los cultivos, cooperativas y planes integrales; proyectos educativos orientados a la alfabetización y desarrollo de la cultura de la paz, con la recuperación de las calles en los barrios marginales; proyectos orientados a la equidad de género y soporte a la juventud... y todos ellos se fundamentan en la organización comunitaria y el fortalecimiento del tejido social.

Cuánto hemos aprendido y vivido en este viaje... Nuestro deseo ahora es comunicar estas experiencias y transmitir que Manos Unidas es mucho más de lo que normalmente conocemos.

Texto de María Ramón Caballé. Delegacion de Tarragona.  

 

Este contenido fue publicado en la Revista de Manos Unidas nº 205 (febrero-mayo 2018).

También te puede interesar

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete