Acabar con el hambre es posible

Manos Unidas, inspirándose en el Evangelio y en la Doctrina Social de la Iglesia, promueve dos líneas de trabajo:  

  • Sensibilización

    Dar a conocer y denunciar la existencia del hambre y de la pobreza, sus causas y sus posibles soluciones.

    Una de las prioridades del trabajo de Manos Unidas es dar a conocer y denunciar ante la sociedad española la existencia del hambre, como parte de la vida diaria más de 800 millones de personas, con el fin de hacer frente de manera colectiva a las causas que la provocan y encontrar las mejores soluciones.

    Para ello, realizamos acciones de sensibilización en España, cuyo objetivo es aumentar la conciencia y el compromiso de las personas para lograr un mundo más justo y más humano. La educación para el desarrollo, para una vida solidaria y sostenible, pretende influir en los dos grandes focos donde residen las causas de la injusticia: nuestros comportamientos individuales basados en valores y actitudes contrarias a la solidaridad y el comportamiento de las instituciones que conforman las estructuras injustas que generan pobreza y exclusión.

  • Cooperación al desarrollo

    Reunir medios económicos para financiar los programas, planes y proyectos de desarrollo integral dirigidos a atender estas necesidades.

    Para Manos Unidas, el desarrollo es un proceso que debe llevar a transformaciones y cambios sociales tanto en el Norte como en el Sur, de forma que se alcancen condiciones de vida digna para todas las personas.

    Desde Manos Unidas seguimos luchando contra el hambre y apoyando a las poblaciones más vulnerables del planeta a través de organizaciones locales con las que trabajamos en África, América Latina y Asia. Priorizamos a las comunidades más aisladas, las que tienen un Índice de Desarrollo Humano más bajo, las que no cuentan con otras ayudas. Apoyamos a mujeres y hombres que viven en condiciones de pobreza extrema y riesgo de exclusión, promoviendo derechos inherentes a cada persona con independencia de su sexo, raza, color y religión.

    Manos Unidas cuenta con aportaciones económicas que se nos han confiado para destinarlas a proyectos concretos (fondos finalistas), como pueden ser las subvenciones, las campañas de emergencias y la financiación por vía directa. En estos casos, Manos Unidas se compromete a informar sobre el destino de estos fondos según se acuerde en cada caso con los financiadores en cuestión, y siempre desde los valores de transparencia, responsabilidad y rendición de cuentas que nos caracterizan como organización.

Manos Unidas en 2016

Destinó casi 40 mill de € a la lucha contra el hambre en África, América y Asia

Apoyó a más de 2 millones de personas

Trabajó con 451 organizaciones locales en
58 países del Sur

Aprobó 604 nuevos proyectos que, añadidos a los iniciados en años anteriores, suman 941 proyectos en ejecución

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete