Dona ahora

Comparte en

Salud

Salud

Apoyamos proyectos que promuevan el derecho a una vida sana y saludable de todos los seres humanos, ya que la mala salud no es sólo una consecuencia de la pobreza, sino que puede ser una de sus causas. 

Mediante el apoyo a proyectos en este campo, Manos Unidas pretende prevenir las enfermedades a través de la creación, el equipamiento y la mejora de infraestructuras sanitarias; la promoción de campañas de vacunación y de medicina preventiva, la formación de agentes de salud comunitarios, el refuerzo de la atención materno-infantil, para reducir la mortalidad materna, y fomentar la atención prenatal y post natal, la formación en alimentación y nutrición adecuadas, la sensibilización sobre higiene, prevención y control de enfermedades endémicas; y la coordinación y refuerzo de las autoridades competentes.

Enciende la llama, Hermana Sagrado Corazón de Jesús (Badgad)

Hna. Albertine

Congregación del Sagrado Corazón de Jesús (Badgad)

Las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús nos ocupamos, desde hace años, de un centro sanitario ubicado en la Parroquia de la Virgen del Rosario, que fundó en su día la Orden de los Caballeros de Malta y que se estrenó con una unidad de atención móvil.

Entre los servicios que ofrece dicho centro hay traumatología, medicina interna, corazón, pediatría, ginecología, también un laboratorio muy precario, una farmacia y, gracias al apoyo de Manos Unidas, también disponen de un servicio de atención buco-dental. Todo ello es llevado a cabo, de forma voluntaria, por profesionales que atienden mensualmente a unos 900 pacientes, que deben pagar unos 4 céntimos de euro por consulta. 

Los ataques del ISIS, la batalla de Mosul y de la región de Al Anbar entre el grupo terrorista y las fuerzas del ejército, acabaron con la seguridad del país y supusieron el desplazamiento de más de 3,4 millones de personas. Las zonas que están recibiendo estos desplazados, como Bagdad, se vieron sobrepasadas en su capacidad de gestionar y atender a los enfermos, y el sistema sanitario, ya de por sí deficiente, comenzó a colapsarse. Y lo mismo pasó con nuestro centro. 

Ante la falta de medios, sobre todo a nivel de laboratorio, los diagnósticos y los tratamientos se retrasaban con las consiguientes complicaciones para los enfermos. A través del Nuncio de Irak solicitamos la colaboración de Manos Unidas para la adquisición de equipamiento y material de laboratorio con el que poder realizar análisis clínicos básicos.

La ayuda de Manos Unidas ha permitido diagnósticos y tratamientos más eficaces y la reducción en los tiempos de espera de los pacientes, reduciendo también el índice de enfermedades entre la población más desfavorecida del barrio y de todas las familias del campamento de desplazados iraquíes cristianos, que se encuentra en un barrio colindante.

Salud

Juntos por un mundo más justo

Queremos mostrar la fuerza de nuestro compromiso.
¡Ayúdanos a iluminar el mundo!

Enciende la llama