Agricultura familiar y colectiva sostenibles

Este proyecto en Brasil va dirigido a pequeños municipios rurales del Estado de Espirito Santo. El objetivo es la mejora de las condiciones en la agricultura familiar, intentando evitar el abuso de agrotóxicos y la consecuente degradación ambiental que producen. Gracias a la ayuda de Manos Unidas y a otras agencias de cooperación internacional se espera beneficiar en 24 meses a 300 agricultores en los siguientes cuatro municipios: São Gabriel da Palha, Vila Valério, Laranja da Terra y Linhares.

La dominación del monocultivo, la agropecuaria extensiva de eucalipto, café y caña y la expansión de la ganadería provoca el éxodo rural, entre otras consecuencias sociales nefastas. Esto pone en peligro la supervivencia en el campo de miles de pequeños agricultores y de sus familias, que se encuentran ante dificultades para vivir, trabajar, de acceso a derechos sociales y a la salud.

A pesar del escaso apoyo gubernamental, la agricultura campesina brasileña tiene un importante peso en la economía del país. Desde 1974, la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) interviene en los procesos técnicos, políticos y sociales que afectan a los pequeños agricultores de Brasil. Su trabajo gira en torno a tres ejes de acción: Tierra, Agua y Derechos. 

Se pretende, por tanto, fortalecer la organización de los campesinos, su capacitación en derechos y su participación social, con especial interés a las mujeres.

Manos Unidas se suma a la ayuda para el buen funcionamiento agrario con la compra de equipamientos agrícolas. 

Ayúdanos a mejorar la agricultura familiar de estos cuatro municipios.

Este es solo uno de los proyectos que las 71 Delegaciones de Manos Unidas están apoyando a través de sus Operaciones Enlace. Si quieres saber más sobre los 595 proyectos que nuestra organización financió el año pasado, puedes hacerlo en la Memoria Anual.

Comparte: