Cenas del Hambre en Parroquia de San Juan Evangelista de Gamonal

13/02/2019

El proyecto a financiar por el Arciprestazgo de Gamonal se desarrolla en el pais asiático de Camboya, un país rico en recursos naturales al que décadas de guerra y conflictos internos han transformado en una de las naciones más pobres del Sureste Asiático.Se trata  de una sociedad mayoritariamente compuesta de familias campesinas que viven de la agricultura de subsistencia y cuyas economía se han visto gravemente afectadas por los efectos del cambio climático y el expolio de los recursos naturales que sufre el país en los últimos años. Un 31% de la población vive por debajo del nivel de la pobreza y un 15% está en nivel de extrema pobreza (que llega hasta el 39% en las áreas rurales). El 91% de los pobres está concentrado en las zonas rurales. Camboya es una de las 10 economías de mayor crecimiento del mundo, pero la mayoría des estas personas no han tenido oportunidad de participar en ese desarrollo. Cuentan con una baja capacidad humana y técnica y están expuestos a situaciones de inseguridad exclusión y vulnerabilidad. En la provincia de Siem Reap, situada al norte del país, el ratio de pobreza extrema en las zonas rurales, que no se benefician de los ingresos del turismo que atraen los templos de Angkor, es más alto que en el resto de Camboya y alcanza hasta un 24% siendo las dos cumanas elegidas para este proyecto aquellas en las que se encuentra el mayor porcentaje de personas vulnerables de la provincia. El principal sector productivo es la agricultura dependiente de la lluvia, fundamentalmente el cultivo del arroz, del que vive el 81,5% de la población y cuyo rendimiento alcanza solo 161 dólares por persona y año. Además, gran parte de esos escasos ingresos debe ser gastada en fertilizantes y pesticidas, principalmente en la estación seca. La agricultura de la zona se encuentra seriamente amenazada por los efectos del cambio climático, que provoca temporadas de largas y graves sequías como la actual (la peor de los últimos 80 años) intercaladas por temporadas de lluvias torrenciales y graves inundaciones como la de 2013. El problema se ve agravada además por la disminución del caudal del lago Tonle Sap que se está desecando a marchas forzadas, y por la deforestación producida por el uso de leña como combustible doméstico más habitual y la tala ilegal y explotación abusiva de las masas forestales por parte de empresas madereras. En este difícil contesto, nuestro socio local, la organización Camboyana DPA, heredera del antiguo programa de CIDSE para Camboya, Laos y Vietnan y con la que llevamos más de 10 años trabajando a plena satisfacción propone

A Manos Unidas una intervención a dos años en 21 pueblos pertenecientes a cuatro comunas de la provincia de Siem Reap, que entronca plenamente en la temática de nuestra campaña trienal y complementa una intervención que se está realizando en la zona desde hace una año, con el apoyo de Manos Unidas. Las actividades propuestas se dirigen a la construcción, rehabilitación y mejora de los sistemas comunitarios de regadío y a la organización y capacitación de la población para que participen activamente en la gestión y gobernanza de los recursos hídricos, imprescindibles para garantizar la seguridad alimentaria de las familias y la sostenibilidad de las economías familiares. La aportación solicitada a Manos Unidas corresponde al 89,79% del coste total del  proyecto y se dirige fundamentalmente a la partida de construcción para la rehabilitación y construcción de estanques comunitarios y familiares y canales de riego en estas cuatro comunas, así como a la constitución y capacitación de los comités comunales de gestión del riego. El socio local y los beneficiarios aportan el 10,21% de los fondos del proyecto, dirigidos a los costes iniciales de la preparación, construcción y trabajos de supervisión y seguimiento. La duración prevista del proyecto es de 2 años: durante el primero, fundamentalmente, se construirán y rehabilitarán las infraestructuras de riego y en el segundo entrarán en funcionamiento y se formarán los comités comunales de gestión del agua y se realizará el seguimiento de esta gestión. Se beneficiarán directamente de este proyecto 8.816 personas

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete