Saludo de nuestro Obispo

Manos Unidas es una O.N.G católica, que nace de la Acción Católica de mujeres y tiene como objetivo principal, la lucha contra el hambre en el mundo.

El Objetivo de Manos Unidas no es solo sacar dinero para los distintos Proyectos que se les presente cada año, sino que también es muy importante la mentalización. Esta mentalización va desde tomar conciencia del problema del hambre en el mundo como algo real, contra lo cual debemos implicarnos y luchar todos, hasta ser responsable cada cual, de lo que personalmente desperdicia de comida, o los gastos superfluos que hacemos, con cuyos medios sería posible que otros tuvieran lo mínimo imprescindible para vivir dignamente; o lo que podemos hacer cada uno para cooperar en el objetivo de vencer algún día el hambre en el mundo.

Así lo expresan los lemas de los últimos años y especialmente el del presente: “No necesitamos más comida, necesitamos más gente comprometida”. Comida y recursos hay para todos, pero es necesario que tomemos conciencia de nuestra responsabilidad y del compromiso que debemos adquirir como personas responsables y mucho más como seguidores de Jesús, que se identifica con los desahuciados de la sociedad de todos los tiempos, y ante los cuales como cristianos, no podemos mirar para otro lado

Quiero agradecer, como obispo de esta Diócesis de Ciudad Real, el buen hacer de nuestros responsables de Manos Unidas y el compromiso de tantas personas que tomando conciencia del problema del hambre en el mundo, se comprometen en luchar contra esta lacra, poniendo cuanto está de su mano para lograrlo.
 

+ D. Gerardo Melgar Viciosa

Obispo- Prior de Ciudad Real

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete