PARROQUIAS

El papa Francisco habla de la importancia de las parroquias como “comunidad de comunidades, santuario donde los sedientos van a beber para seguir andando, y centro de constante envío misionero” (Evangelio Gaudium 28).

El papa también sugiere que instituciones eclesiales, como Manos Unidas, intensifiquen el contacto con las parroquias y renueven su presencia en ellas. Lo dice con estas palabras: “El resto de instituciones eclesiales, (...) y otras formas de asociación, son una riqueza de la Iglesia que el Espíritu suscita para evangelizar todos los ambientes y sectores. Muchas veces aportan un nuevo fervor evangelizador y una capacidad de diálogo con el mundo que renueva la Iglesia. Pero es muy sano que no pierdan el contacto con esta realidad tan rica de la parroquia del lugar, y que se integren gustosamente en la pastoral orgánica de la Iglesia particular. Esta integración evitará que se queden solo con una parte del Evangelio y de la Iglesia, o que se conviertan en nómadas sin raíces” (EG 29).

La relación con las parroquias, desde el inicio de nuestra institución en 1959, ha sido intensa, como entidad de la Iglesia que somos. La colaboración de los fieles en nuestros proyectos ha sido siempre muy buena, aunque quizás actualmente necesitamos más actuaciones y diferentes,  a fin de que la gente sea conocedora de la realidad en la que vive mucha gente del sur del mundo.

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete