Desastres climáticos, pobreza humana

Manos Unidas ayuda a los más desfavorecidos por los desastres climáticos

Los desastres climáticos y naturales condujeron a 29 millones de personas a la inseguridad alimentaria aguda en 2018 y amenazan con dejar a unos 100 millones en 2030. 

 

Crisis medioambiental, hambre y pobreza: tres vértices de un mismo triángulo. Esta es la base sobre la que Manos Unidas sostiene la campaña de 2020, y muchos datos la confirman. Se trata de un círculo vicioso, como el perro que se muerde la cola: si en un país la población se dedica a la agricultura y, debido a tormentas inusuales, se quedan sin cosecha, no tendrán para comer ni tampoco para subsistir económicamente; estas personas serán cada vez más pobres y, cuando ocurra otro fenómeno natural, tendrán menos oportunidades para protegerse.

Nosotros, como humanos, no tenemos el poder de frenar los fenómenos naturales; pero sí que tenemos la posibilidad de hacer frente a ellos en mayor o menor medida, y también de colaborar con los que más lo necesitan proporcionando alimentos y formación. Eso es lo que Manos Unidas hace en países de América, África y Asia: lleva proyectos de formación y apoyo para que ellos puedan implementar estas medidas en sus hogares y su contexto, y eso les permite tener más oportunidades. Con ello, ganan dignidad y seguridad en su vida.

Está en nuestras manos romper con ese círculo vicioso y ayudar al que más lo necesita. ¿Te animas? Colabora con nosotros.

Síguenos en las redes con el hashtag #MansUnidesCanviClimatic.


Els desastres climàtics i naturals van conduïr 29 milions de persones a la inseguretat alimentària aguda el 2018 i amenacen amb deixar uns 100 milions el 2030. 

 

Crisi mediambiental, fam i pobresa: tres vèrtexs d'un mateix triangle. Aquesta és la base sobre la qual Manos Unidas sosté la campanya de 2020, i moltes dades la confirmen. Es tracta d'un cercle viciós, com el gos que es mossega la cua: si a un país la població es dedica a l'agricultura i, degut a tempestes inusuals, es queden sense collita, no tindran per menjar ni tampoc per a subsistir econòmicament; aquestes persones seran cada cop més pobres i, quan hi hagi un altre fenomen natural, tindran menys oportunitats per a protegir-se.

Nosaltres, com humans, no tenim el poder d'aturar els fenomens naturals; però sí tenim la possibilitat de fer front a ells en major o menor grau, i també de col·laborar amb els que més ho necessiten proporcionant aliments i formació. Això és el que Mans Unides fa en països d'Amèrica, Àfrica i Àsia: porta projectes de formació i suport perquè ells puguin implementar aquestes mesures a les seves llars i context, i això els permet tenir més oportunitats. D'aquesta manera, guanyen dignitat i seguretat a les seves vides.

Està a les nostres mans trencar amb aquest cercle viciós i ajudar a qui més ho necessita. T'animes? Col·labora amb nosaltres.

Segueix-nos a les xarxes socials amb el hashtag #MansUnidesCanviClimatic.

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete