Palabras Mn. Mario Jurado

Mn. Mario Jurado el otro día nos dirigió unas palabras:

"Sé que hay muchos católicos que se hacen esta pregunta: ¿en pleno siglo XXI con tantísima proliferación de ONG, organismos internacionales, 0,7% ayuda tercer mundo, es necesaria una organización como Manos Unidas que lucha contra el hambre? No deberían los católicos dedicarse totalmente a la urgente tarea de la nueva evangelización? Dar a Cristo que ya vendrá otro a dar pan.

En realidad es un planteamiento erróneo, dentro del mismo concepto de evagelización se encuentra el mensaje que busca también el desarrollo integral de la persona humana y dentro de ese desarrollo, paliar sus necesidades más básicas. 

De esta manera, impulsar proyectos que lleven a la persona a acceder a una educación, a la autonomía alimenticia, a un trabajo digno, también es evangelizar; puesto que para que se desarrolle plenamente el hombre se ha de tener en cuenta su propia dignidad basada en su naturaleza racional, libre y en su capacidad de usar la libertad para buscar el bien. 

En definitiva, Manos Unidas trabaja con la esperanza que potenciando la dignidad humana así entendida estamos preparando el terreno para que parafraseando a San Pablo, unos planten, otros rieguen y al final ... que Dios haga crecer."

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete