Saludos Institucionales

Saludo del Sr. Arzobispo D. Braulio Rodríguez Plaza

Un saludo cordial para cuantos visitéis la página Web de Manos Unidas Diocesana de Toledo.

Como otros instrumentos puestos en vuestras manos, la página web puede ser ocasión de coordinar mejor la actividad de Manos Unidas con mayor eficacia de cara a ayudar a los más pobres.

Aprovecho la ocasión para saludar a todos los miembros de Manos Unidas y que el 2016 sea tiempo de más dedicación a los más desfavorecidos.

Braulio Rodríguez Plaza  - Arzobispo de Toledo, Primado de España  

Saludo del Consiliario Diocesano D. Daniel Palomo Rivera

Consiliario Daniel PalomoCon toda la Delegación Diocesana de Manos Unidas, como Consiliario, no sólo le damos la bienvenida, sino que le manifestamos nuestra acogida al visitar nuestra página web.
Gracias a las nuevas tecnologías, aún estando muy distantes físicamente, nos hacemos cercanos.
 
¡Ojalá que esta cercanía nos haga más “próximos”, o mejor, más “prójimos” con todos los hombres y más todavía con los más pobres, tan presentes en nuestro trabajo!

Daniel Palomo Rivera  - Consiliario Diocesano

Saludo de la presidenta de Manos Unidas Toledo Dª. Lucía Morales Escudero

Lucía Morales Escudero, Presidenta Manos Unidas ToledoQueridos voluntarios, socios y amigos:

Quiero dar la bienvenida a todo aquel que se asoma por este portal a nuestra Asociación.

Esperamos que sea una ventana abierta para dar a conocer nuestra labor en favor de los más pobres, de los que no tienen  voz y a los que nosotros, humildemente, intentamos prestársela con el fin de tomar conciencia de que no hemos hecho nada  para merecer vivir mejor que otras personas que no han tenido más culpa que nacer en otro país.

No es una cuestión de países, ni de fronteras, es simplemente una cuestión de voluntad, y sobre todo, de acción y de compromiso evangélico hacia nuestros hermanos, actitudes ambas que atesora Manos Unidas, que llega donde no son capaces de hacerlo  los Estados u otras organizaciones. 

San Pablo nos dice, que sin Amor no somos nada. El Amor de Dios se traduce en el ejercicio de la Caridad, en la preocupación por los más pobres, en dar la vida por Amor a aquellos por los que Nuestro Señor Jesucristo dio su vida para que todos alcancemos la Vida Eterna.

La Iglesia, por su carácter universal, se preocupa tanto del prójimo más cercano, como del hermano lejano, el que pasa necesidad en los países más olvidados del planeta porque hasta allí quiere el Señor mostrar su Amor.

En un mundo cada vez más global, buscamos sensibilizar a la población sobre los desequilibrios cada vez mayores que  se están produciendo entre los distintos países, fruto de un progreso en el que se ha perdido la centralidad del ser humano y realizamos proyectos en aquellos lugares donde más lo necesitan, que favorezcan el desarrollo del ser humano y las comunidades en las que viven.

Muchas gracias por tu interés, quedamos a tu entera disposición en esta Delegación de Toledo que también es tuya.

Lucia Morales Escudero  - (Presidenta-Delegada)

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete