Fortalecemos la seguridad alimentaria de campesinos en Camerún

Manos Unidas apoya a campesinos en Camerún mediante el acceso a semillas de calidad

Manos Unidas con la colaboración de las parroquias de Valencia ofrecerá formación y acceso a semillas de calidad a campesinos en Camerún.

Con este proyecto Manos Unidas quiere contribuir a elevar el nivel de vida y la seguridad alimentaria de mil campesinos agricultores pertenecientes a cinco pequeñas cooperativas en Kupe Muanenguba, en la región anglófona del suroeste de Camerún. En esta zona, eminentemente rural, los campesinos cultivan productos para el uso familiar en pequeñas parcelas y venden sus excedentes para atender los gastos básicos.

El socio local de Manos Unidas es la unión de cooperativas CHEDE Union que agrupa a las pequeñas cooperativas. Esta organización proporciona ayuda y formación, concede créditos, facilita una buena comercialización de la producción y protege contra proveedores abusivos. Además, exporta parte de sus productos directamente a Europa, donde los compran cameruneses emigrantes en lo que se llama "mercado de nostalgia".

El socio local solicita la colaboración de Manos Unidas para la puesta en marcha de un proyecto piloto que ofrecerá formación y mejorará la productividad de los cultivos por medio de la producción y difusión de semillas.

El proyecto contempla la creación de un gran centro de formación y de producción. Comprende también la adquisición de semillas, esquejes y plantones, de un generador eléctrico, un tractor y una camioneta.

El centro estará dotado de un edificio con aulas de formación, zona de alojamiento y oficinas. Los cursos ofrecerán formación en prácticas de cultivo sostenible, ecológico y respetuoso con el medio ambiente, así como técnicas sobre el uso del suelo y medidas para conseguir una producción orgánica.

Se cultivarán plantas como yuca, maíz, tomate y plátano, presentes en la cesta de la compra de las familias, además de otras tradicionales como "eru, ndole, okonobong y egusi". También se creará un sistema de regadío, semilleros y campos de demostración para la capacitación práctica de los beneficiarios y la venta posterior de semillas y plantones de calidad.

Se pretende que este proyecto sirva para extender el uso de buenas semillas y otros medios de reproducción, en buena parte del suroeste de Camerún, y que sirva también para extender este sistema en todo el país. Para ello, cuenta con la colaboración del Instituto de Investigación y Desarrollo Agrario (IRAD) que proporcionará los materiales para la primera siembra de los semilleros.

Los beneficiarios ayudarán en la preparación de los terrenos, tarea indispensable para el nacimiento y crecimiento de las plantas de los viveros. La aportación local asciende a un 50%. El socio local aporta los estudios iniciales, los salarios de ocho miembros del personal, los honorarios de consultores externos durante dos años, más de la mitad del equipamiento. Manos Unidas contribuirá con la construcción del centro, con el sistema de riego, un 48,80% del equipamiento y el salario del director del proyecto.

El proyecto beneficiará a 10.000 personas de manera indirecta.

 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete