Rehabilitación de las infraestructuras de un colegio profesional agrícola en Chad

Manos Unidas rehabilitará las infraestructuras de un colegio profesional en Chad para contribuir a mejorar la formación profesional de la juventud rural y sus posibilidades de acceso al mundo laboral.

El proyecto beneficiará a los 120 alumnos de la escuela que estudian el primer ciclo de secundaria profesional así como a los 9 trabajadores del centro.

Manos Unidas construirá un edificio con dos aulas y un despacho para la dirección. Asismismo, reparará parte de los equipamientos, y facilitará materiales didácticos y agrícolas para mejorar las condiciones de estudio en las clases prácticas.

A pesar de los recursos que el Estado ingresa por el petróleo, Chad sigue clasificado como uno de los  más pobres del mundo, con un IDH que le lleva a ocupar el puesto 184 entre 187 países.

Uno de los principales problemas del país es la baja calidad de la educación, con una  tasa de abandono de la enseñanza primaria del 76,7%. El  futuro sin salida de los jóvenes genera actitudes de violencia y frustración.

La solución a esta situación fue la creación del Colegio Profesional Agrícola de Bougoudang, abierto desde 1999 por iniciativa de dos religiosas del Sagrado Corazón a petición de los padres y de acuerdo con la diócesis. El pueblo cedió el terreno y construyó las naves para clases.

Desde 2014 el colegio tiene el apoyo de dos ONG, una española y otra local, para reforzar las capacidades en las organizaciones comunitarias de la zona y garantizar que la educación sea de calidad, con clases teóricas y prácticas en los huertos del centro.

El objetivo del colegio es ofrecer una formación humanista y profesional en agricultura, y mejorar  así las perspectivas de los jóvenes. Algunas infraestructuras están en muy mal estado sin ventilación, ni luz, y con mobiliario de obra en mal estado, por lo que solicitan apoyo a Manos Unidas.

Este Centro de Formación Profesional  tiene más de 10 años de experiencia, y está reconocido por las autoridades locales y nacionales de Chad. Los alumnos que terminan el 4º curso obtienen un diploma de Enseñanza Agrícola que entrega el Ministerio de Agricultura.

El socio local aporta el 9,4%, y otras entidades colaboradoras otro 21%.

El proyecto beneficiará de manera indirecta a 1.000 personas.

 

 

 

 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete