CHARLA MISIONERA EN EL IES JUANA I DE CASTILLA, TORDESILLAS

Abrir una escuela es cerrar una cárcel. Así de contundente se expresaba la misionera Pilar Basagoiti al narrar sus vivencias en África, en sus cuarenta años como misionera de la Congragación de la Asunción.

A lo largo de la mañana del lunes 5 de febrero, Pilar ha acercado a unos 80 alumnos de 1º a 3º de secundaria, una parte de África que conoce muy bien.

Y es que con motivo del lanzamiento de la Campaña de la ONGd Manos Unidas, esta misionera de la Congregación de la Asunción ha estado contando su labor como educadora en sus 40 años por tierras africanas: Burkina Faso, Camerún, Togo o Tanzania han sido sus destinos.

Ella mejor que nadie sabe que el remedio a la enfermedad del hambre es la educación. Y por eso contaba que es necesario seguir apostando por África y sus gentes, que es su gran riqueza, y que tristemente sólo conocemos las tragedias  o el drama de los inmigrantes que tratan de alcanzar Europa en busca de nuevas oportunidades.

Ella mejor que nadie ha contado que lo que se da cuando se colabora, llega y lo hace en forma de molinos para moler el mijo, pozos de agua para el consumo y regar o escuelas donde se formarán los chicos y chicas africanos que esperemos que ya no tengan que salir de su país.

Parte de aquéllas escuelitas, molinos , pozos, calcetines o lapiceros, mochilas,… son tan suyos como nuestros, cuando hemos compartido lo que importa.

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete