2018 – INDIA - Odisha – Este de la India - PROGRAMA DE REINSERCIÓN SOCIAL PARA NIÑOS Y MUJERES DE BARRIOS MARGINALES

RESUMEN DEL PROYECTO

El proyecto se localiza en un barrio marginal de la ciudad de Bhubaneswar, al este de la India, en Odisha que es desafortunadamente conocida como la capital de los desastres naturales: ciclones, inundaciones, sequías y todo tipo de calamidades.

Si bien en Odisha se han llevado a cabo muchos proyectos en áreas rurales, hay una zona totalmente olvidada: los barrios bajos de las ciudades. Esta población, estigmatizada y aislada del resto, no tiene ninguna oportunidad en la vida: viven en penosas condiciones higiénico-sanitarias, sin luz, y con poco acceso al agua. La mayoría son inmigrantes que huyen de las aldeas en busca de una vida mejor, no tienen formación, no conocen la lengua ni las costumbres y se asientan en las barriadas de la periferia en casas fabricadas con hojalata, barro y lonetas.

Los niños se llevan lo peor: no van a la escuela porque los padres no pueden pagarla, o porque quieren que trabajen, o por dejadez parental o abuso por parte de los profesores. La pobreza los lleva a sufrir gravísimas explotaciones que no denuncian por miedo. Estudios serios confirman que el 70% de los niños sufren heridas (patadas, quemaduras) el 32,2% abuso sexual, incrementándose los crímenes contra niños hasta un 52,5%. Además, sufren abuso de drogas y alcohol: los niños beben porque el alcohol ilegal es más barato que la comida y quita el hambre; también fuman marihuana y otras drogas muy peligrosas: ya tenemos unos futuros adultos conflictivos, violentos y sin porvenir. Las mujeres también viven la pobreza y el abuso, sufriendo violencia constante tanto en el trabajo (empleadores) como doméstico (alcoholismo de los hombres); las estructuras socio económicas y culturales perpetúan estos agravios cometidos contra las mujeres, que son incapaces de salir de esta situación por culpa de la pobreza, el analfabetismo y la falta de información sobre sus derechos.

Las Hijas de la Caridad, conociendo esta problemática con mucha profundidad tras un estudio-informe que sirvió a la Hermana Sukesini Digal para obtener su graduado social, solicitan la colaboración de Manos Unidas para una primera toma de contacto con la población de estos barrios, un proyecto piloto, con las siguientes actividades financiadas por Manos Unidas:

1) prevenir a los niños de la violencia y abusos; los niños estarían recogidos reunidos en 10 grupos dentro de los barrios, pudiendo allí comer, estar atendidos, recibir formación

2) dar una educación no formal a las mujeres para concienciarles sobre salud, higiene, alfabetización, y derechos.

3) Realizar clínicas móviles 3 veces al año.

Los beneficiarios directos serian unas 760 mujeres y 611 niños, si bien repercutiría muy directamente en toda la población del barrio: las mujeres son prescriptoras y los niños son el futuro. Las hijas de la Caridad contribuirían con casi el 10% del proyecto aportando el salario del coordinador, el centro para la formación de las animadoras y la comida de los niños. Este proyecto piloto les daría a las mujeres una herramienta vital, la información, para que sepan que pueden mejorar su situación, y a los niños ofrecerles un nuevo modelo de existencia: formación, pero también librarles de una experiencia de abusos que les estropeará para siempre, y les convertirá en futuros abusadores.

 

AL FRENTE DEL PROYECTO   Sr. Kumari Singh - Hijas de la Caridad San Vicente de Paúl  

BENEFICIARIOS         DIRECTOS: 1.371

                                   INDIRECTOS: 6.855 

IMPORTE TOTAL         24.383,00 €

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete