2018 – INDIA - Odisha – Este - Oeste de la India - CONSTRUCCIÓN DE UN INTERNADO PARA NIÑAS TRIBALES

RESUMEN DEL PROYECTO

la Diócesis de Rourkela, en la frontera con Chattisgarh, en el Estado de Odhisa, al oeste de India. Se trata de una zona rural, boscosa, muy mal comunicada.

La mayoría de la población es tribal, se dedica a la agricultura de subsistencia, a la recogida de frutos y bayas del bosque, o trabajan como asalariados en plantaciones ajenas. Debido a la escasez de lluvias y a la falta de infraestructuras para almacenar el agua, las cosechas son muy pobres y apenas tienen para comer. Al tratarse de un lugar remoto, los servicios básicos educativos y sanitarios se encuentran a kilómetros de distancia.

La población es en su mayoría tribal, sin educar, desconocen sus derechos o como ejercerlos, no tienen representación en el Gobierno y están olvidados por los planes de desarrollo del Gobierno. El acceso a la educación es muy limitado, las familias priorizan la educación de los niños frente a la de sus hijas, y no valoran los beneficios de educar a sus hijos, por ello tras unos años en la escuela, sobre todo las niñas la abandonan, para ayudar en las tareas del hogar. Muchas contraen matrimonio a una temprana edad y están abocadas a una vida sometida a la voluntad de sus maridos, sin ningún recurso para valerse por sí mismas.

La Diócesis de Rourkela, comenzó en 1989 una escuela hasta 6º de primaria. En el año 2010, viendo que muchos niños y niñas recorrían cada día largas distancias para acudir a la escuela, la Diócesis habilitó una sala de la parroquia para que pernoctasen los niños y una sala adyacente para las niñas. En la actualidad 46 niños y 30 niñas están alojados en estas dos estancias, las instalaciones no son adecuadas, y aunque una Hermana de las Siervas de María Inmaculada supervisa diariamente a las niñas, no es seguro para las niñas estar alojadas en este lugar.

Las Hermanas Siervas de María Inmaculada, respondiendo a una solicitud del Obispo, se han ofrecido a gestionar el internado de las niñas, y para ello solicitan a Manos Unidas la construcción del internado en la primera planta de su convento, donde poder alojar a 50 niñas.

Las niñas podrán vivir de esta forma en un entorno seguro, las Hermanas les ayudarán con sus estudios, ofreciéndoles una formación integral.

La contribución local será el trabajo de las Hermanas en el acompañamiento y supervisión de las niñas, así como el equipamiento del internado (20% del proyecto).

El proyecto beneficiará directamente a 50 niñas tribales de entre 5 y 12 años, ofreciéndoles la oportunidad de poder estudiar, beneficiando indirectamente a toda la población de Saunamara.

 

AL FRENTE DEL PROYECTO    Sr. Bimla HM -  Siervas de María Inmaculada

BENEFICIARIOS        DIRECTOS: 50

                                  INDIRECTOS: 300

IMPORTE TOTAL       60.255,00 €

 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete