Danzas contra la malaria

Al nordeste de la India, las jóvenes de las aldeas muestran como hacer frente a la malaria. Un mensaje que trasmiten a la comunidad tribal a través de ancestrales danzas. Bailes llenos de colorido con una vigorosa selva como telón de fondo. Manos Unidas trabaja en terreno, desde el año 2012, en materia de educación y formación sanitaria e higiénica.

En épocas de cosecha, tras el monzón, el índice de malaria aumenta entre los campesinos. La danza se utiliza como programa de concienciación en las aisladas zonas rurales. Incluso por carretera,  las aldeas permanecen incomunicadas. Se accede a pie por caminos de barro y piedras. El sonido de los tambores y el intenso olor a incienso sirven de guía. Los tribales, en semicírculo, dan la bienvenida a los voluntarios de la ongd. Pieles curtidas por el sol, llamativos saris y una multitud de niños, es la fotografía capturada por sus cámaras.

Las danzas tribales sensibilizan a la población a través de sus milenarias tradiciones. Promover el uso de mosquiteras es parte del mensaje. Una danza de pies descalzos para tomar conciencia del peligro del paludismo. Bailar al son de las buenas prácticas sanitarias e higiénicas es esencial para evitar la picadura del mosquito Anopheles. Un insecto que se camufla entre miles de insectos al sobrevolar las plantaciones de cacahuete o arroz.

La formación, el uso de microscopios y la adecuada administración de plantas medicinales, forman parte del diagnóstico y tratamiento. Los curanderos recurren a raíces y hierbas para tratar a tiempo la fiebre y evitar la mortalidad.  Ancianos que se sitúan en primera fila y permanecen entregados a la danza. Un baile que enseña a su público como combatir y evitar que la enfermedad sea endémica en la zona.

CRÓNICA - ROSA TOULLIS LOU

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete