Mª Luisa Rosal Paz

Mª Luisa Rosal Paz. Sagrada Tierra. Socio Local de Manos Unidas en Guatemala
Sagrada Tierra. Socio Local de Manos Unidas en Guatemala

Para Sagrada Tierra la política de equidad de género se implementa en su quehacer con el objetivo de empoderar a las mujeres y contribuir a la mejora de sus condiciones de vida para ello fomentamos la participación en involucramos a las mujeres en todo el quehacer  institucional y desarrollamos sus capacidades mediante procesos de formación y capacitación en distintos aspectos tales como:

  • Salud e Higiene en el Hogar: con el objetivo de fortalecer los conocimientos de mujeres, hombres, niños y niñas a través de prácticas de salubridad tanto en su hogar, al interior de sus familias como a sus vecinos en la comunidad.
  • Salud Sexual y Reproductiva: a través de ello se pretende que conozcan su cuerpo lo valoren, lo respeten y lo cuiden, con el objetivo de reducir las altas tasas de natalidad y por ende mejorar la calidad de vida de sus hijos y de las mujeres mismas incidiendo en la reducción de matrimonios en adolescentes y los embarazos no deseados a través de uso de métodos anticonceptivos y planificación familiar.
  • Administración: la finalidad de ésta formación a las mujeres es mejorar sus conocimientos en torno al uso, manejo y aprovechamiento de los recursos financieros obtenidos a través de las distintas actividades productivas de las cuales ellas mismas son generadoras.
  • Comunicación y Liderazgo: ésta formación ha sido una de las más importantes ya que mediante su implementación las mujeres  han se han empoderado para  comunicarse entre sí, con las autoridades de sus comunidades, de comunidades cercanas trascendiendo hasta el ámbito municipal.  Así mismo ésta comunicación ha facilitado el surgimiento de liderazgos en cada una de las comunidades.
  • Participación, organización e incidencia política: Los liderazgos surgidos a partir de los procesos formativos han facilitado la participación de mujeres  en más de 30 comunidades generando organización en cada una de éstas comunidades y dando un salto cualitativo hacia la incidencia política en sus comunidades e incluso a nivel municipal, prueba de ello es la participación de mujeres en puestos de poder (Vicepresidencia, Tesorera y Vocales) a nivel local en 4 Consejos Comunitarios de Desarrollo –COCODES-  y a nivel municipal la participación activa y propositiva en la Dirección Municipal de la Mujer –DMM-, en el Consejo Municipal de Desarrollo  -COMUDE-  en el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva –OSSAR-  e incluso la Asociación Oxlajú Aj que aglutina a todas estas mujeres cuenta con representación con voz y voto en el COMUDE y presentaron ante el mismo las siguientes propuestas: 
    • Participación Política: con la finalidad que las autoridades reconozcan avalen y apoyen a las mujeres para que puedan acceder a los distintos puestos de poder.
    • Violencia Intrafamiliar: desde la cual solicitan que las instituciones públicas encargadas de velar por derechos de las mujeres coordinen acciones para reducir la violencia contra las mujeres principalmente en el ámbito familiar. 
    • Salud Sexual y Reproductiva: en ésta se propone que las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social –MSPAS-  faciliten, promuevan y vigilen el acceso a los métodos anticonceptivos, así como todas las medidas preventivas de las enfermedades propias de las mujeres y la salud materno-infantil  no solo a nivel municipal sino también a nivel comunitario donde los accesos a servicios de salud pública son limitados e incluso ausentes.

Como complemento a los procesos formativos y de capacitación se promueven emprendimientos económicos con el objetivo de generar ingresos propios de las mujeres que les faciliten la independencia económica  y el uso de los recursos para el mejoramiento de su propia vida y de su núcleo familiar, tales como elaboración de tejidos, shampoo y productos para limpieza, gallinas ponedoras, pollos de engorde, crianza de cerdos y procesamiento de embutidos, crianza de ganado vacuno, crianza de gansos, cultivo de peces, huertos familiares diversificados, producción de árboles frutales, crianza de pavos ente otros emprendimientos económicos. 

El “TODOS SOMOS MANOS UNIDAS”, que Manos Unidas impulsa como concepción en el marco de la cooperación hacia los países en vías de desarrollo, Sagrada Tierra como socia local lo ejecuta y lo toma cómo parte de su quehacer a lo largo del trabajo que durante más de 18 años desarrollamos con el invaluable apoyo de Manos Unidas. Uno de los mayores logros de Manos Unidas y Sagrada Tierra hemos realizado es en relación a la organización de mujeres y  el establecimiento del centro de capacitaciones, la implementación de una tienda y un comedor que desde hace más de 5 años funciona y genera ingresos para la Asociación Oxlajú Aj, que es el ente que aglutina a más de 400 mujeres organizadas de más de 30 comunidades del municipio de Sayaxché, Departamento de Petén.

En este sentido, también podemos decir que, como socia local, Sagrada Tierra también SOMOS TODAS

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete