Condenamos el asesinato de la defensora de derechos humanos hondureña Berta Cáceres

Manos Unidas de manera particular y también como parte de la alianza de ONG de Desarrollo Católica CIDSE, nos unimos a otras redes y organizaciones en América y Europa, así como a varias organizaciones de la Iglesia en Honduras y Latinoamérica para condenar el asesinato, el pasado jueves día 3 de marzo, de la dirigente indígena Berta Cáceres, líder indígena Lenca, defensora de los Derechos Humanos y coordinadora del COPINH.

Berta Cáceres, en una serie de fotos realizadas tras recibir el Premio Goldman 2015

Berta Cáceres, líder indígena Lenca y coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fue asesinada el jueves día 3 de marzo en su residencia en La Esperanza, Intibucá, Honduras. Expresando su más sentido pésame y solidaridad a sus más allegados, la sociedad civil insta a las autoridades hondureñas a invertir todos los recursos necesarios para investigar, procesar penalmente, castigar a los responsables y tomar las debidas medidas de reparación, incluyendo la dignificación pública de la memoria de Berta. La comunidad internacional debe asimismo “adoptar todas las medidas necesarias para asegurar que el Estado hondureño cumpla con sus obligaciones de Derechos Humanos”.

Berta Cáceres vivió defendiendo los derechos territoriales y culturales de los pueblos indígenas, los pueblos garífunas y los campesinos. Era reconocida a nivel nacional e internacional como defensora de los Derechos Humanos, particularmente de los derechos de las mujeres y los pueblos indígenas. Recibió en 2015 el Premio Goldman por su lucha en defensa del territorio, los bienes naturales y la Madre Tierra.

En los últimos años, Berta fue víctima de acoso, persecución, intimidación, estigmatización y criminalización tanto por actores estatales como no-estatales, debido a su actividad defendiendo los derechos humanos en un contexto donde las comunidades indígenas se oponen a explotaciones hidroeléctricas y extractivas impuestas en sus territorios sin su consentimiento libre, previo e informado.

Manos Unidas de manera particular y también como parte de la alianza de ONG de Desarrollo Católica CIDSE de la que somos miembro, nos unimos a otras redes y organizaciones en América y Europa, así como a varias organizaciones de la Iglesia en Honduras y Latinoamérica para condenar el asesinato de Berta Cáceres, líder indígena Lenca, defensora de los Derechos Humanos y coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

 

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete