Hoy es el Día Internacional de 250 millones de niños de la calle

Hoy es el Día Internacional de los casi 250 millones de niños de la calle. De 250 millones de niños vulnerables, sin escuela, obligados a ganarse la vida mendigando, robando, vendiendo. Niños sin hogar, o con familias desestructuradas, que son víctimas fáciles del abuso y la explotación por parte de adultos desaprensivos. Manos Unidas quiere recordar a todos esos pequeños sin infancia, marcados por la pobreza y el abandono, y demostrar que, con la colaboración de todos, existe un futuro para ellos.

Hoy es el Día Internacional de los cerca de 250 millones de niños de la calle. De 250 millones de niños vulnerables, sin escuela, obligados a ganarse la vida mendigando, robando, vendiendo. Niños sin hogar, o con familias desestructuradas, que son víctimas fáciles del abuso y la explotación por parte de adultos desaprensivos.

Manos Unidas quiere recordar a todos esos pequeños sin infancia, marcados por la pobreza y el abandono, y demostrar que, con la colaboración de todos, existe un futuro para ellos.   

  Asi actuamos

Una oportunidad para los niños de los slums de Allahabad en India

Este proyecto trata de ofrecer un futuro a los niños de los slums de la cuidad de Allahabad, localizada en el estado indio de Uttar Pradesh. No es difícil encontrar a estos niños realizando alguna forma de trabajo que les permita subsistir en un entorno extremadamente hostil como es el de los slums, las enormes barriadas de pobreza que crecen alrededor de las ciudades de numerosos países.          

Traperos, limpiabotas, artesanos  ayudantes de camioneros y conductores de taxis. Más de 3.000 niños de entre 4 y 14 años que han cambiado su derecho a estudiar por la obligación de trabajar. Unos están empleados de manera precaria en hoteles, en comercios y, otras, porque la mayoría son niñas, trabajan en el servicio doméstico. Beben, apuestan, roban, se drogan… Algunos son huérfanos, otros han preferido las calles al ambiente familiar. Y el denominador común para todos ellos es su alto grado de vulnerabilidad: alrededor de un 60% caen en casos de trata y tráfico, donde la mayoría de las chicas terminan forzadas a ejercer la prostitución.

Los Servicios Sociales de la Diócesis atendieron la demanda de diversos grupos de adultos, entre los que se encuentran los progenitores de muchos de estos pequeños, que solicitaron apoyo para estos niños. La diócesis trasladó, entonces, la petición a Manos Unidas, que tras estudiarlo, no dudó en hacerse cargo de un proyecto con el que se ofrecerá a estos pequeños la posibilidad de recibir educación en 20 centros de educación no formal. "Consideramos este proyecto de máxima prioridad ya que trata de mejorar sus condiciones de vida, mediante la educación no formal, de estos niños y niñas, cuyo futuro estría, sin estos proyectos, abocado a la vida en las calles".

En estos centros, que aglutinan a más de 800 alumnos, los niños no solo reciben formación sino que también se intentar que retomen sus estudios en los colegios estatales. Además, se formarán grupos de autoayuda con los padres y las madres de los beneficiarios. Y se llevan a cabo programas de concienciación en educación, alcoholismo, trabajo infantil y desarrollo comunitario.

Mira todo lo que puedes hacer tú para apoyar a pequeños como estos.

Galería de imágenes: 

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete