Los indígenas de Roraima (Brasil) ganan la batalla a los arroceros

...al de Brasil dio a conocer su decisión definitiva sobre la lucha que, por recuperar su territorio, mantenían los indígenas del estado de Roraima contra los terratenientes arroceros. Por 10 votos contra uno, el tribunal decidió mantener la integridad territorial de la gigantesca reserva indígena situada en plena Amazonía brasileña.La decisió...

Noticias Manos Unidas - Encuentro en Montserrat

NOTICIAS 27 de marzo 2009

Los indígenas de Roraima (Brasil) ganan la batalla a los arroceros

El pasado jueves 19 de marzo, el Supremo Tribunal Federal de Brasil dio a conocer su decisión definitiva sobre la lucha que, por recuperar su territorio, mantenían los indígenas del estado de Roraima contra los terratenientes arroceros. Por 10 votos contra uno, el tribunal decidió mantener la integridad territorial de la gigantesca reserva indígena situada en plena Amazonía brasileña.

La decisión implica que un reducido número de arroceros con plantaciones en la zona deberán abandonar las tierras ocupadas y devolverlas a los 19.000 indígenas que habitan en la reserva de Raposa Serra do Sol.

El presidente del tribunal, Gilmar Mendes, criticó al Gobierno por dejar a los indígenas a su suerte tras haber demarcado su territorio en 2005 y añadió que esta decisión debería suponer un precedente para futuros casos. "Hemos establecido un estatuto que debe de aplicarse no sólo en el caso de Raposa Serra do Sol sino también en otros casos sobre demarcación (territorial)", dijo.

Manos Unidas, que lleva desde el año 2000 apoyando las reivindicaciones de los indígenas de Raposa Serra do Sol, se felicita por la decisión del tribunal, que permitirá a estas personas habitar la tierra de sus ancestros, que legítimamente les pertenece.

Roraima tiene una población indígena significativa, aproximadamente el 25 por ciento de la población total del Estado, la más elevada porcentualmente de todo el país. Estas tierras fueron el hogar de un importante número de pueblos antes de la llegada de los europeos, que vivían de la pesca, caza, recolección de frutos, plantación de huertas comunitarias, etc. Los pueblos Macuxí, Wapixana, Taurepang, Ingarikó, Yanomami, Yekuana, Wai-Wai y Waimiri-Atroari continúan hoy construyendo su vida sobre la base de sus tradiciones, costumbres y valores.

© Manos Unidas 2004

También te puede interesar

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete