Manos Unidas anima a marcar las 2 casillas de la Renta2014

Con motivo de la Campaña de la RENTA 2014, Manos Unidas quiere animar a todos nuestros colaboradores y a la sociedad en general, a que en su declaración de la renta marquen las dos casillas de asignación del IRPF: “Asignación tributaria a la Iglesia Católica” y “Asignación de cantidades a Fines Sociales”, porque en ambos casos van destinados a obras sociales de primera necesidad.

Con motivo del lanzamiento de la Campaña de la RENTA 2014, Manos Unidas quiere animar a todos nuestros colaboradores y a la sociedad en general, a que en su declaración de la renta marquen las dos casillas de asignación del IRPF: “Asignación tributaria a la Iglesia Católica” y “Asignación de cantidades a Fines Sociales”, puesto que en ambos casos van destinados a obras sociales de primera necesidad. 

No obstante, desde Manos Unidas, la ONG de Desarrollo de la Iglesia Católicade España, aclaramos que, en lo referente a la asignación tributaria del IRPF, nuestra  organización puede recibir fondos provenientes de la casilla de “Fines Sociales” pero no de la casilla de la “Iglesia”.

  • La mayor parte de los fondos que se obtienen en España para Fines Sociales se destinan a entidades de carácter social, con el objetivo de atender a los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Un 19%, sin embargo, se destina a proyectos de Cooperación al Desarrollo y lo distribuye el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, a través de subvenciones dela AECID. Manos Unidas puede recibir subvenciones de la AECID con cargo al IRPF tanto en convocatorias directas como en otras convocatorias cuyos fondos están condicionados a lo recaudado por el IRPF.
  • Por otro lado, los fondos obtenidos por la asignación tributaria del IRPF para la Iglesia, son una de las dos principales vías de financiación que tiene la Iglesia Católica en España para sostener cada año la ingente labor que ésta realiza. De esta casilla Manos Unidas no recibe nada: el 89% de los fondos de Manos Unidas proceden de donaciones privadas, de los cuales el 26,7% provienen de parroquias y entidade religiosas, pero ningún fondo de la asignación tributaria por la casilla de la Iglesia (fuente: Memoria 2013 de Manos Unidas).

Por último, siempre es interesante recordar a todos los contribuyentes, que la cantidad a pagar por el IRPF no se ve incrementada de ninguna manera por la casilla o casillas que se marquen y que al marcar las dos estaremos pidiendo que un 0,7% se destine a la Iglesia Católica y otro 0,7% a Fines Sociales.  Mientras que si no se marca nada, el Estado no asignará ningún porcentaje de tu cuota íntegra a la Iglesia ni a ONG.

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete