Manos Unidas envía ayuda de emergencia a Vietnam

...ietnam, Manos Unidas recibió una petición de emergencia desde la diócesis de Vinh, para socorrer a los campesinos de las montañas que quedaron incomunicados, a los pescadores que perdieron sus barcos, y a todos los habitantes de la diócesis cuyos hogares fueron destruidos, que han sido evacuados o perdieron todos sus enseres. Aunque Manos Uni...

Noticias Manos Unidas - Manos Unidas viaja a Roma - 28092009

NOTICIAS 5 de octubre de 2009

Manos Unidas envía ayuda de emergencia a Vietnam

La semana pasada, tras el paso del tifón Ketsana por Vietnam, Manos Unidas recibió una petición de emergencia desde la diócesis de Vinh, para socorrer a los campesinos de las montañas que quedaron incomunicados, a los pescadores que perdieron sus barcos, y a todos los habitantes de la diócesis cuyos hogares fueron destruidos, que han sido evacuados o perdieron todos sus enseres. Aunque Manos Unidas no es una ONG de emergencias, atiende peticiones concretas de sus socios locales en momentos de catástrofe. En esta ocasión se han enviado 16.300 euros, provenientes de fondos propios, que se destinarán a la compra de alimentos, medicinas, ropa y semillas de arroz y material escolar para los niños.

El pasado 29 de septiembre, el tifón Ketsana cobró fuerza después de pasar por Filipinas, variando de tempestad tropical a tifón, con vientos que superaban los 180 km/hora. En la región central de Vietnam provocó al menos la muerte de 55 personas y la evacuación de unas 170.000, aunque según la televisión pública, el miércoles todavía había habitantes aislados en regiones montañosas. Por ahora, el tifón ha destruido casi 200.000 casas y dañado campos y sistemas de irrigación por todo el centro del país. En alta mar, cientos de pesqueros han naufragado por el temporal.

El número de personas que se beneficiarán de esta será de 45.000.

(Ver noticia relacionada anterior...)

ALGUNAS IMÁGENES DE LA CATÁSTROFE




© Manos Unidas 2004

Colabora con Manos Unidas

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete