Conocemos a las personas con y por las que trabajamos en Paraguay

Un viaje de Formación para empaparse de la realidad de los países en los que apoyamos proyectos y para conocer a las personas con y por las que trabajamos, ha tenido como destino Paraguay. Allí han compartido tiempo y vivencias cinco voluntarios de las delegaciones de Manos Unidas en las Palmas, Jaca, Ciudad Real y Zaragoza, y dos representantes de los Servicios Centrales, que han podido comprobar de primera mano como la generosidad de los españoles se materializa en grandes cambios de vida.

Viaje de formación a Paraguay

Viaje de formación a Paraguay: la generosidad de los españoles materializada en proyectos de vida

En este viaje de formación a Paraguay conocimos el Museo de las Memorias de la mano de los representantes dela Fundación Celestina Pérezde Almada, para tener una visión general del contexto país. Nos acompañaron a visitar la Comunidad “Potrero Angelito”, donde fuimos cálidamente recibidos por todos los miembros de la misma. En este proyecto, que tiene una participación mayoritariamente femenina, pudimos comprobar los resultados obtenidos en el plano material y la capacitación de mujeres y jóvenes. Visitamos los huertos y, dentro de las viviendas, las cocinas y baños,  que han supuesto un cambio importante en su calidad de vida. Despedimos la tarde con una merienda compartida.

La jornada destinada a los proyectos con la Fundación José Cardinj la iniciamos con visitas institucionales al intendente (alcalde), al párroco y al técnico agropecuario del Ministerio, que ha colaborado con las iniciativas. De allí partimos hacía las Comunidades de S. Joaquín de Caaguazú donde recorrimos los huertos dedicados al cultivo de plantas medicinales, entre otras  el “burrito” muy utilizada por toda la población paraguaya. Y compartimos un almuerzo de cocina tradicional, que había preparado el Comité de Mujeres, pasando después a visitar la casa y huerta dela presidenta. Deeste proyecto se benefician directamente más doscientas personas.

Las fundaciones Oguasú y las Carmelitas Misioneras de Santa Teresa trabajan, entre otras, con la etnia indígena Mbya Guaraní. Con lo los primeros visitamos el Centro de Capacitación de Jóvenes donde, después del saludo tradicional y  del intercambio con el líder espiritual, nos mostraron las instalaciones y nos explicaron las actividades que realizan a lo largo de la jornada.  Con las Hermanas nos adentramos en una zona rural intransitable hasta llegar a Isla Hû donde toda la Comunidad estaba reunida esperándonos para hacernos un espectacular recibimiento al estilo tradicional de sus rituales, en el que tuvimos la ocasión de participar en sus danzas. Ambas comunidades tienen proyecto educativo, sanitario y social de los que se benefician más de 5.000 personas.

Desde Paraguay, a todos los que habéis hecho posibles estos proyectos, ¡gracias!

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete