2020 - CAMERÚN - APOYO AL AUTOEMPLEO: TALLERES AGROALIMENTARIO, DE ARTESANÍA LOCAL Y DERECHOS

RESUMEN DEL PROYECTO

Nkoabang es un barrio periférico de Yaundé, a 18 Km. del centro de la capital de Camerún.

La población vive del pequeño comercio y de pequeños oficios sin grandes rendimientos económicos, de la cría de animales domésticos y de la agricultura de
subsistencia. Se enfrentan a problemas de diversa índole que frenan su desarrollo.

Necesitan reforzar la rentabilidad de las distintas actividades en las que están implicados y aumentar los ingresos que pretenden obtener de ellas. Les falta conocimiento y práctica en técnicas de transformación alimentaria y de cría. Carecen de equipos y material adecuados para optimizar dichos emprendimientos familiares. En general,
pasan hambre. Compran más cosas de las que producen. Consumen y comercializan productos manufacturados importados en lugar de producir ellos mismos estos
productos de primera necesidad de manera autónoma.

Con este apoyo pretenden producir más e importar/ comprar menos. Mejorar los ingresos familiares y la propia alimentación.

El socio local, es la Parroquia de Nkoabang y el responsable es un Padre carmelita cuya comunidad gestiona la parroquia que alberga los grupos y la asociación
objeto de este proyecto.

Solicitan la colaboración de Manos Unidas para formación y equipamientos que mejoren los resultados de sus pequeños talles de autoempleo y así mejorar su calidad
de vida. Va dirigido principalmente a mujeres y jóvenes sin trabajo ni ingresos. Los talleres para los que piden equipamiento son: decoración, complementos de artesanía, bisutería local, cría de cerdos, cría de conejos, fabricación de zumos y yogurt, fabricación de jabón, fabricación de embutido y paté, pastelería, y tinte de telas.

Después de 6 meses de formación a grupos de mujeres y jóvenes, se espera que empiecen a producir un beneficio económico de aproximadamente 45-75 Euros (el salario mensual de un maestro son unos 68 Euros), con la venta de productos elaborados en los talleres y a contribuir, con ello, a cubrir buena parte de las necesidades familiares más básicas.

Cuentan con lista de precios para cada producto donde especifican coste de producción y coste de venta al público.

Participan aportando los uniformes de trabajo, algunos utensilios como las mascarillas de protección y las tijeras, así como los gastos de aperitivos y pausa café y la colaboración del veterinario .Todo ello supone un 18% del total de la financiación necesaria. La duración será de un año y los beneficiarios directos 60 (42 mujeres y 18 hombres).

AL FRENTE DEL PROYECTO: Carmelitas - PAROISSE DE NKOABANG
BENEFICIARIOS DIRECTOS: 60
INDIRECTOS: 350

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete