2020 - HONDURAS - PROGRAMA DE EDUCACIÓN PRODUCTIVA Y ACADÉMICA PARA JÓVENES DE COMUNIDADES RURALES

RESUMEN DEL PROYECTO

Honduras, con 8.7 millones de personas, es un país con cerca del 66% de la población viviendo en pobreza en 2017, según datos oficiales.

En zonas rurales aproximadamente 1 de cada 5 hondureños viven en pobreza extrema o con menos de 1,50 Euros al día. En 2016, una cifra estimada de 500.000 jóvenes entre 15-25 años no trabajaban ni estudiaban. Honduras es el país que tiene la tasa más alta de jóvenes que ni estudian ni trabajan en la región (27%, 38% mujeres y 11% hombres). El dato preocupa cuando el 68% de la población de Honduras es menor de 30 años. El acceso a una escuela para proseguir con los estudios secundarios y bachillerato es realmente difícil, porque se hallan ubicadas a grandes distancias que en muchos casos exigen 6-8 horas de trayecto diario de ida y vuelta que hacen para la mayoría de jóvenes imposible continuar con los estudios. No existe en las familias una cultura en favor del estudio, muchos estudiantes son forzados a trabajar desde los 4 o 5 años, a veces a tiempo completo en determinadas épocas del año (por ejemplo, corte de café) o a tiempo parcial antes o después de la escuela.

A medida que los jóvenes van creciendo, la propia familia va desincentivando los estudios de los jóvenes. El nivel medio educativo es muy bajo. Analfabetismo en los  padres y abuelos al haber vivido en una situación de abandono. En el caso de la población más joven el nivel educativo no es tan deficiente pero es aún muy bajo para
poder desarrollar actividades productivas que permitan una mejora sustancial de su vida. La situación de las hijas es igualmente muy difícil, ya que en muchos casos los
padres consideran que no tienen otro futuro más que encontrar un marido a partir de los 14-15 años para tener una familia y cuidar de la casa.

Para dar respuesta a este contexto, la organización ACOES solicita apoyo a Manos Unidas. La formación se desarrollará en cinco municipios del país: Marcala (una de las principales ciudades del  Dpto. de La Paz), Texiguat (capital del Dpto. de El Paraíso), Zamorano (valle a las afueras de Tegucigalpa), Copán Ruinas (la segunda ciudad del Dpto. de Copán) y Tegucigalpa (capital del país). Maestro en Casa está estructurado para promover la promoción humana en las comunidades rurales más desfavorecidas de Honduras a través de un enfoque de derechos.

El programa persigue asegurar progresivamente una mayor implicación de los niños y jóvenes en el desarrollo rural a través de la igualdad, el empoderamiento de la mujer, la educación y la participación local.

Manos Unidas, desde su experiencia como promotor de las zonas rurales, se ha configurado como un aliado estratégico para potenciar las estrategias de ACOES y reorientarlas para una mejor integración en las iniciativas desarrolladas por los diferentes colectivos en las zonas rurales. Desde este enfoque, ACOES y Manos Unidas desean continuar con la alianza para el desarrollo local profundizando en la integración y cohesión del proyecto Maestro en Casa a través de las siguientes estrategias: Talleres de formación de estudiantes Maestro en Casa y sensibilización de familias con un enfoque que alcance educación, espacios de esparcimiento y la formación/motivación en derechos humanos relativos a la participación comunitaria y la igualdad de género que motive a los estudiantes y a las familias a continuar con la formación en Maestro en Casa, participar en los talleres (agricultura, ganadería, informática y valores) y en proyectos de desarrollo local. Fortalecimiento de los profesores de Maestro en Casa a nivel académico para configurarles como promotores de desarrollo local que lideren la formación de los estudiantes y la sensibilización en derechos de los padres de familia. Consolidar el trabajo en los Espacios Psicopedagógicos de 3 comunidades y fortalecer el proyecto de jóvenes de Bachillerato como agentes promotores del desarrollo educativo en sus comunidades.

Los beneficiarios directos son 833 personas.

Manos Unidas aportará fondos para personal, materiales, formación y talleres profesionales y mejoras de infraestructura (25%). El socio local aportará para personal, funcionamiento, construcción y funcionamiento (75%).

AL FRENTE DEL PROYECTO: ASOCIACIÓN COLABORACIÓN Y ESFUERZO
BENEFICIARIOS DIRECTOS: 833
INDIRECTOS: 3.601

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete