2020 - JORDANIA - REHABILITACIÓN DE LABORATORIO DE HOSPITAL DE KARAK

RESUMEN DEL PROYECTO

El Hospital Italiano de Karak atiende a la población de la región de Karak, situada a unos 140 Km. de Ammán, capital del país.

La región está habitada por una mezcla de jordanos, inmigrantes -principalmente beduinos, kurdos, goranis (grupo étnico africano)- y refugiados iraquíes, sirios, egipcios, esrilanqueses y paquistaníes.

La mayoría vive de la agricultura a pesar de ser una zona semidesértica con lluvias escasas. No hay industrias de relevancia y tiene las cifras más altas de desempleo del país.

El hospital cuenta con 50 camas y es el hospital de referencia para unas 300.000 personas tanto de la ciudad de Karak como de los pueblos dispersos por la zona. Durante 2018 tuvieron 3.890 pacientes internos y 7.576 externos de los que 2.090 fueron atendidos de forma totalmente gratuita. Las Hermanas Combonianas llevan gestionando el hospital desde 1939 siendo la única institución cristiana en la zona, ejerciendo una labor no sólo sanitaria, sino también de diálogo interreligioso muy importante, siendo la mayoría de sus empleados musulmanes. A lo largo de los años han ido ampliando y mejorando las instalaciones y los servicios. En los últimos años han atendido a multitud de refugiados sirios. En 2014 inauguraron un laboratorio muy completo para poder atender tanto los análisis más básicos como los más completos que solicitaban los médicos de las distintas especialidades. Encargaron la gestión a una empresa con prestigio en el país y negociaron con ellos unos precios asequibles. Así, a lo largo de 2018 se realizaron 15.748 análisis.

El 24 de junio pasado, se produjo un grave altercado en el laboratorio que provocó explosiones y un importante incendio, que acabó con la vida de dos de los empleados y dejó el laboratorio destruido. Las Hermanas ante esta terrible situación nos solicitan ayuda para rehabilitar la sala de espera, la recepción, el despacho del doctor, la zona de trabajo del laboratorio, dos cuartitos donde se extrae la sangre, dos aseos, una zona de almacenamiento y parte del equipamiento destruido. Al haber sido causado por un empleado y a propósito, el seguro no les cubre nada de la rehabilitación. Con máquinas viejas han abierto un pequeño laboratorio para el día a día del hospital y ya han solicitado, con el atestado del ejército, policía y bomberos, el equipamiento técnico que parece que sí se lo va a cubrir el seguro.

Manos Unidas colaboraría en el 63% de la rehabilitación incluyendo el sistema eléctrico, sanitario, limpieza, pintura, arreglo de los ascensores, instalación de un nuevo sistema contra incendios, así como parte del equipamiento de carpintería (puertas, ventanas) siendo la aportación local el resto del gasto de rehabilitación y la mayoría del equipamiento no técnico del laboratorio. Los beneficiarios serían los 15.748 pacientes que atienden al año, incluyendo refugiados. El proyecto está en la línea con el segundo ODS: Mejora de la Salud y el Bienestar.

AL FRENTE DEL PROYECTO Misioneras Combonianas.-  ITALIAN HOSPITAL KARAK

BENEFICIARIOS DIRECTOS: 15.748

INDIRECTOS: 50.000

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete