Acceso al agua y saneamiento en escuelas rurales

La iniciativa apoyará a las a 1.359  personas que pertenecen al alumnado y al profesorado de tres escuelas rurales, y a 1.000 de manera indirecta.

Acceso al agua y saneamiento en escuelas rurales de Kenia. Manos Unidas

El objetivo del proyecto es ofrecer acceso al agua y saneamiento a tres escuelas rurales en el sur de Kenia y de esta manera contribuir a mejorar las condiciones sanitarias y de formación de la población rural.

Los colegios St.Theresa Olikirikirai, Iltumtum y St.Mary están ubicados en el condado de Narok, en el sur de Kenia. Se trata de una zona árida, muy pobre y donde la escasez de agua es uno de los principales problemas.

Los habitantes pertenecen a la tribu Masái. La mujer carga con el peso de la mayoría de las tareas domésticas, el cuidado de los hijos y la búsqueda de agua y no es consciente de sus derechos. La violencia de género es habitual y también está extendida la práctica de la ablación a las niñas.

El acceso de la mujer a la educación es la principal herramienta para revertir esa situación. 

Cáritas de la Diócesis de Ngong, socio local de Manos Unidas, supervisa las necesidades de las instituciones educativas que regenta la iglesia y ha detectado que la carencia de agua y de letrinas es una de las causas de absentismo escolar femenino.

Las escuelas que disponen de letrinas separadas para niños y niñas están mejor equipadas para atraer y retener a las estudiantes. Si no cuentan con letrinas separadas de los chicos, al llegar a la pubertad, dejan de asistir a clase y acaban por abandonar definitivamente los estudios.

Por lo tanto, la mejora de las instalaciones sanitarias y el fomento de la higiene en las escuelas benefician tanto el aprendizaje como la salud de los niños.

El proyecto trata de facilitar el acceso de las niñas a las escuelas y evitar el abandono. La solución propuesta consiste en la instalación de un sistema de recogida y almacenamiento del agua de lluvia en las escuelas y en la dotación de letrinas separadas por sexos.

Asimismo, se impartirá formación en las escuelas sobre el uso responsable del agua y de prácticas de higiene.

Además, se crearán huertos para aprovechar la disponibilidad del agua. De esta manera se enseñará agricultura familiar sostenible, facilitando igualmente la disponibilidad de vegetales para alimentar a los niños. El 75% del alumnado y profesorado son chicas en estos centros.

El aporte de Manos Unidas cubre el 93% de los costes y se destinará a la construcción de los sistemas de recogida de agua y de las letrinas y el 7% restante, consistente en los terrenos y la dotación de los huertos, correrá por cuenta del socio local y de las personas apoyadas por la iniciativa.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete