Agroecología y seguridad alimentaria en el semiarido de Pernambuco

RESUMEN DEL PROYECTO:

El Agreste del Estado de Pernambuco, donde se implementará el proyecto, es parte del Semiárido brasileño, una extensa región que se extiende por 9 estados y donde viven 20 millones de habitantes. Aquí la vegetación predominante se llama "Caatinga", un bioma brasileño único y rico en especies vegetales igualmente únicas. Pero también una región que se caracteriza por un alto déficit hídrico, con lluvias irregulares y largos períodos de sequía, como también una de las regiones más afectadas por el aumento de las temperaturas. El modelo económico imperante de ganadería extensiva, unido a una agricultura basada en la deforestación, el fuego y la extracción de madera para el carbón tuvieron un importante impacto negativo sobre la preservación medioambiental, el incremento de la pobreza de su población y la ampliación de la desertización de la región. El proyecto se destina a 50 mujeres y sus familias de 4 comunidades rurales del Agreste, principalmente son familias agrícolas en situación de alta vulnerabilidad socioeconómica, priorizando mujeres jóvenes y adultas, cabezas de familia, de las cuales al menos una tercera parte son negras. Mujeres y núcleos familiares con rentas muy bajas y no estables, para quienes la principal problemática radica en la vulnerabilidad social e inseguridad alimentaria en la que se encuentran en sus comunidades, provocadas por las condiciones difíciles del Semiárido, y sobre todo por la histórica ausencia de políticas públicas destinadas a los campesinos, y el desconocimiento de maneras y tecnologías sostenibles alternativos de vida en el campo, como la agroecología y las tecnologías sociales de convivencia con el Semiárido. A todo esto, se suma la estructura social patriarcal que caracteriza al campo, donde se infravalora e invisibiliza a la mujer.

En este contexto trabaja el "Centro de Desarrollo Agroecológico Sabiá", que es un nuevo socio local para Manos Unidas, pero que desde casi 30 años atrás viene apoyando diversos procesos de desarrollo en varias regiones de Pernambuco, donde ya prestó asesoramiento técnico a más de 15.000 familias agricultoras, implantó más de 1.000 Sistemas Agroforestales (SAF's) y facilitó la implementación de más de 10.000 tecnologías sociales de convivencia con el Semiárido, como las cisternas, los fogones ecológicos y los sistemas de reúso de aguas grises y otros. Mediante el actual proyecto se promueve la autonomía económica y la soberanía y seguridad alimentaria, hídrica y nutricional de la población campesina del semiárido. Para ello se pondrán en producción 50 huertas familiares, se harán talleres de capacitación en producción agroecológica, asistencia técnica e intercambios de experiencias en agroecología para que las mujeres campesinas tengan mayores capacidades y destrezas en la producción de alimentos agroecológicos (R1). También se apoyará a 30 familias con la instalación de cocinas agroecológicas que mejoren sustancialmente el uso de las fuentes naturales de energía, lo cual mejorará también la convivencia de estas familias con las difíciles condiciones del Semiárido (R2). Para hacer realidad esta iniciativa solicitan el apoyo de Manos Unidas para sufragar los costes de capacitación, semillas, herramientas e insumos para las huertas, capacitaciones y personal técnico (85%), mientras que el aporte local será en una parte del personal, materiales y equipos (15%). Con este proyecto se contribuye a los ODS nº 1 "Fin de la Pobreza"; nº 8 "Trabajo Decente y Crecimiento Económico" y nº 10 "Reducción de las Desigualdades".

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete