AÑO 2017 - BENIN - África Oeste Contrucción y equipamiento módulo aulas en escuela de secundaria

RESUMEN DEL PROYECTO

El proyecto se sitúa en el departamento de Borgou-Alibori, en la zona norte de la República de Benín, a 150 Km. de Parakou, segunda ciudad del país y a 18 Km. de Bembereké. Benín es uno de los países menos desarrollados del mundo. La mayoría de la población vive en pequeños poblados alejados de las ciudades. Su economía está basada en una agricultura muy rudimentaria con la que difícilmente sobreviven.

Estos poblados cuentan con estructuras escolares muy precarias y tienen una baja tasa de escolarización. Debido a la situación de pobreza ha existido tradicionalmente una resistencia a la escolarización, derivada de la pronta incorporación al trabajo de los niños y niñas. Desde muy temprana edad, las niñas en las tareas domésticas y los niños en el campo, desempeñan arduas tareas laborales que les mantienen fuera de la escuela. En los últimos años la población ha ido tomando conciencia de la importancia de escolarizar a los hijos desde la infancia. A pesar de los esfuerzos del estado beninés, los recursos son insuficientes y las escuelas existentes se encuentran desbordadas. Las ayudas estatales sólo alcanzan a las escuelas de primaria, por lo que los gastos de ampliación de infraestructuras en los institutos de secundaria recaen sobre los padres de los alumnos.

Este Instituto tiene actualmente un déficit de, al menos, 4 aulas y el curso que viene serán 8 las aulas que falten. Hasta el curso de 2015/16, este Centro solo albergaba el primer ciclo de secundaria pero ante la insistencia de los padres, la dirección decidió ir aumentando un curso por año y así permitir que los jóvenes puedan finalizar sus estudios en este Instituto.

La población de esta zona se dirige en esta ocasión a la Misión Católica de Bembereke, cuyos responsables son unos misioneros españoles, para que les ayuden a elaborar un proyecto para mejorar la capacidad de su escuela de secundaria, que se encuentra saturada. El responsable del proyecto conoce bien la realidad de esta escuela ya que es el párroco de esta localidad y mantiene una estrecha relación con la población.

Solicitan la colaboración de Manos Unidas para construir y equipar un módulo de 4 aulas, de las que 2 de ellas se podrían comunicar para convertir en una gran sala polivalente. Este proyecto permitirá mejorar las condiciones de estudio de los alumnos, ampliar el número de plazas disponibles para los jóvenes de la zona.

La aportación local es el terreno, la mano de obra no cualificada en la construcción y parte del equipamiento de las aulas. Solo su participación en el equipamiento supone más de un 4% del coste total del proyecto. Los beneficiarios directos son los 200 alumnos de tercero de la ESO que ocuparán las nuevas aulas, accediendo así a una educación de secundaria en condiciones adecuadas, sin masificaciones, ni horarios discontinuos por falta de espacio suficiente en el Centro.

Con la realización de este proyecto se mejorará la calidad de vida escolar de los jóvenes y se aumentará la capacidad de esta escuela. Se da así respuesta al creciente interés de la población por la educación y se luchará contra el alto porcentaje de analfabetismo en Benín.

 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete