AÑO 2017 - HONDURAS – Centroamérica Fortalecimiento capacidades locales para mejorar la seguridad alimentaria

RESUMEN DEL PROYECTO

Las condiciones de desigualdad y exclusión social en Honduras son factores que acentúan los indicadores de pobreza en los que vive aproximadamente un 80% de la población del país. En el área rural, la falta de condiciones mínimas que permitan a las familias alcanzar mejores indicadores hace que la situación para las comunidades rurales sea aún más precaria, caracterizada principalmente por la falta de acceso a la tierra y a las tecnologías adecuadas para mejorar la productividad, por el uso de semillas y materiales genéticos importados que encarecen el proceso productivo y amenazan la seguridad alimentaria. Esta situación es especialmente crítica en el corredor seco de la región suroccidental de Honduras, en  los dptos de La Paz, Intibucá y Lempira; estos Departamentos presentan los Índices de Desarrollo Humano más bajos del país.

En esta zona se ubica la región lenca que a pesar de ser rica en recursos naturales está muy abandonada en infraestructuras y servicios y tiene uno de los índices de pobreza más altos del país. Esta región se enfrenta a graves problemas territoriales por la instalación de grandes proyectos (hidroeléctricas) con el consiguiente despojo de la tierra a los pequeños agricultores indígenas.

En la zona trabaja desde hace más de 20 años la Asociación para el Desarrollo de Honduras (ADROH), que es una organización campesina surgida a iniciativa de los Celebradores de Palabra y que está integrada por familias de pequeños productores, fundamentada en la solidaridad, la autogestión y la protección al medio ambiente y que cuenta con más de 2.000 afiliados de origen Lenca. Del total de los miembros, el 30% son mujeres. Para hacer frente a la situación de las familias campesinas, la metodología que utiliza es la organización de las comunidades en Unidades de Base (UBA´s) que están integradas por campesinos que son socios directos de ADROH en cada comunidad y que realizan actividades productivas y de comercialización, labores de incidencia sobre la defensa de los derechos de los campesinos ante los órganos de decisión local con el fin de lograr el desarrollo comunitario y familiar en las áreas rurales más empobrecidas.

El proyecto para el que solicitan la colaboración de Manos Unidas se llevará a cabo en 23 comunidades de tres municipios del área de intervención de Adroh (Gracias, La Iguala y Camasca). Es una continuación del esfuerzo que se ha venido desarrollando en los últimos años en temas de agroecología en las unidades de base comprometidas con la protección y cuidado del medio ambiente. Se quiere fortalecer la producción agroecológica y agropecuaria para mejorar los índices de seguridad alimentaria de las familias beneficiarias; también se implementarán 6 reservorios para cosecha de agua y sistemas de riego para 5 fincas comunitarias con el fin de hacer frente a la situación de sequías que viven las comunidades, especialmente en Camasca. Con el proyecto se quieren a su vez fortalecer 4 iniciativas empresariales (vacas, cerdos, apicultura y fincas de producción diversificada) que están ya funcionando con muy buenos resultados pero que necesitan un apoyo para incrementar sus producciones. Finalmente, el proyecto quiere sensibilizar sobre la agricultura agroecológica para ir extendiendo las experiencias entre las comunidades lencas. Con el proyecto se beneficiarán directamente 422 personas que representan a sus familias. Manos Unidas aportará equipos y suministros agropecuarios y para la instalación de obras de agua, capacitaciones y materiales de sensibilización, personal y funcionamiento (75%), el socio local y los beneficiarios aportarán terrenos, suministros, mano de obra y funcionamiento (25%).

 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete