AÑO 2017 - INDIA / Maharashtra - Costa Oeste de la India - Desarrollo agrícola para el mantenimiento del internado

RESUMEN DEL PROYECTO

El proyecto se llevará a cabo en el pueblo de Lakkadakot, en el distrito de Chandrapur que es uno de los más retrasados de Maharashtra, en la Costa Oeste de la India, y está habitado por tribus y comunidades de descastados o "dalits" que habitan en densos bosques. Carecen de transportes, agua potable, electricidad y centros de salud públicos. Su ocupación principal es la agricultura que sólo depende de la lluvia de los monzones y dados los años de sequía continuada en esta región, llamada Vidarbha, sus habitantes están padeciendo hambre. El 80% de los labradores no poseen ni una hectárea de terreno. El fallo de las cosechas condiciona la vida de esta gente, ya que además del hambre tienen adquiridas deudas, lo cual les conduce a suicidios. Abundan las enfermedades y las supersticiones. Los labradores salen de sus tierras en busca de trabajo a zonas urbanas y son explotados ya que no tienen experiencia en oficios. Son muchos los que viven bajo el umbral de la pobreza. Son víctimas de numerosas supersticiones, desnutrición, enfermedades, etc.

Hasta ahora la Diócesis de Chanda ha prestado mucha ayuda a la gente del distrito de Chandrapur. Desde el Centro de Misión hacen programas de animación para los jóvenes, programas para las mujeres y las chicas jóvenes, les enseñan a preparar comida adaptada especialmente para las mujeres embarazadas y los niños. Un cuidado especial se está dando a la educación y al desarrollo integral de los niños sin recursos de los pueblos vecinos, la falta de educación es la raíz y causa de todos los problemas de la zona, por ello también en el centro se imparte educación no formal y se enseña a leer a los adultos. Todo este trabajo carece de ayuda gubernamental. Disponen de un internado con 35 estudiantes que reciben una pequeña subvención de fuera pero que no es suficiente para el mantenimiento del mismo es por ello que no pueden admitir a más niños. Todo este trabajo está dirigido por la congregación de Hermanas de los Destituidos.

Solicitan la colaboración de Manos Unidas para llevar a cabo un proyecto cuya finalidad es conseguir la autosuficiencia del internado de los niños además de ayudar a los programas del centro de desarrollo, a través de la explotación de un terreno propiedad de la Diócesis. Tienen 60 acres de terreno rural de bosque, equivalente a unas 24,30 Ha. Desean cultivarlo para conseguir buenas cosechas, y poder alimentar a los niños, pero tienen que hacer algunos trabajos preparatorios. Primero se va a nivelar los terrenos, por lo que piensan alquilar una excavadora para preparar el terreno y poder plantar. Cercaran posteriormente el terreno para que no entren animales salvajes. Seguirán con la adquisición de árboles frutales y animales domésticos como cabras, vacas, cerdos y pollos para cubrir la alimentación de los estudiantes, y posteriormente para vender el excedente. Pasado un año, van a distribuir a 20 mujeres de los pueblos cercanos varios animales a cada una para ayudarles como medio de vida. También van a enseñar a los labradores a preparar abono orgánico para los campos. Desean también adquirir un tractor, para el que aportarán la mitad del coste de los accesorios y cuyo mantenimiento correrá a cargo de la diócesis, y que será alquilado a los labradores vecinos con tarifas simbólicas inferiores a las que ahora pagan. En total se beneficiarán directamente unas 105 personas anualmente.

La contribución local representa el 10% del coste total y cubrirá el 50% de los accesorios del tractor y el 50% del trabajo manual agrícola.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete