Apoyo educativo y psicológico a niños, jóvenes y mujeres refugiados

Los beneficiarios son todos refugiados sirios que viven en el campamento vertical de Ouzai en unas condiciones de pobreza extrema. La mayoría de los niños tienen ya una plaza en la escuela oficial, pero encuentran grandes dificultades: falta de interés del profesorado, clases súperpobladas o bullying. También tienen grandes lagunas de conocimiento. La mayoría de estos niños han vivido y sufrido algún tipo de trauma. Además, entre los beneficiarios participarán 80 mujeres adultas, muchas de las cuales han perdido a su marido, otras que lo tienen pero son maltratadas. La mayoría son las únicas proveedoras de sus familias, y muchas son analfabetas. Las familias viven con muchísimo estrés, cada una en una habitación cerrado con cartones de unos 3x4 metros con condiciones de higiene muy deficientes.


Els beneficiaris són tots refugiats sirians que viuen en el campament vertical d’Ouzai en unes condicions de pobresa extrema. La majoria dels nens tenen ja una plaça a l'escola oficial, però troben grans dificultats: falta d'interès del professorat, classes superpoblades, bullying. També tenen grans llacunes de coneixement. La majoria d'aquests nens han passat algun tipus de trauma. A més, entre els beneficiaris participaran 80 dones adultes, moltes de les quals han perdut al marit, unes altres en tenen però són maltractades. La majoria són les úniques proveïdores de les seves famílies, moltes són analfabetes. Les famílies viuen amb moltíssim estrès, cadascuna en una habitació tancada amb cartrons d'uns 3x4 metres amb condicions d'higiene molt deficients.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete