Avanzar en la sostenibilidad agroalimentaria en comunidades Lencas

El proyecto se llevará a cabo en 5 Municipios: Gracia y La Iguala (dpto. de Lempira), Camasca, Colomoncagua y San Francisco de Opalaca (dpto. Intibucá),todos ellos en el territorio Lenca del occidente de Honduras. Las familias de estas comunidades están integradas por un promedio de cinco miembros,son campesinos y campesinas con altos índices de pobreza; son pequeños/as productores que no poseen grandes extensiones de tierra (1-3 manzanas por familia) y éstas se encuentran ubicadas en zonas de ladera y están dedicadas al cultivo de granos básicos, hortalizas a pequeña escala, plantas medicinales, cría de especies menores (cerdos, aves, conejos, abejas, peces), café para consumo. Estas comunidades sufren de un deterioro de la calidad de la tierra apta para cultivos, daños ambientales, bajos niveles productivos y poca diversificación agrícola. Pero la difícil situación económica de las familias rurales no les permite realizar mayores inversiones para la producción agroecológica. ADROH lleva trabajando durante años en la zona lenca siendo una organización de base campesina muy arraigada en la población. El socio local, ADROH solicita la colaboración de Manos Unidas para poner en marcha un proyecto que pretende mejorar la sostenibilidad del proceso agroalimentario con prácticas agroecológicas integrales, tomando en cuenta en primer lugar que el contexto donde se desarrolla la iniciativa es un área rural altamente subdesarrollada y geográficamente lejana. Los beneficiarios y sus familias son en su mayoría pequeños productores, con poco acceso a tierra apta para el cultivo, por lo tanto, la producción agrícola es a pequeña escala. Las políticas públicas de los gobiernos locales para la promoción y estímulo a la producción agroecológica son débiles o inexistentes. No existen a nivel local centros de investigación agrícola que faciliten la innovación ni hay acompañamiento de las universidades y centros técnicos agrícolas a los pequeños productores. Existe un fuerte control de la producción por parte de los intermediarios que acaparan la misma y no ofrecen precios justos a los productores.
ADROH solicita apoyo a Manos Unidas para poner en marcha un proyecto que se enfocará en los siguientes aspectos:desarrollo de alianzas con otros actores sociales (gobiernos locales e instituciones de la Iglesia Católica, instituciones educativas) para impulsar procesos agroecológicos y de sensibilización ambiental. Impulsar la diversificación de cultivos y de crianza de animales, que permita estudiar el rendimiento productivo de las parcelas agroecológicas.Soluciones tecnológicas para la cosecha de agua con tecnología de bajo costo.Promover los mercados locales para facilitar el acceso a productos agrícolas diversificados, saludables y a precio justo. En concreto la intervención tendrá tres ejes: 1) Diversificación agroecológica y agropecuaria. 2) Implementación de soluciones agroecológicas multidisciplinarias y 3) Promoción y fortalecimiento de mercados locales. El proyecto beneficiará directamente a 613 personas y sus familias. Manos Unidas aportará fondos para equipos y suministros, formación y acompañamiento técnico, centros de acopio y espacios para el comercio local, personal, funcionamiento y auditoría (70%) el socio local para funcionamiento (6%) y los beneficiarios aportarán manos de obra e insumos agrícolas (24%).

DESCRIPCIÓN DE BENEFICIARIOS
Los y las beneficiarias de este proyecto son campesinos/as de dos municipios del departamento de Lempira, (La Iguala y Gracias), y tres del departamento de Intibucá (Camasca, Colomoncagua Y San Francisco de Opalaca), pertenecientes a la población indígena Lenca. Sus edades están comprendidas entre 15-40 años su nivel de escolaridad no supera el sexto grado, conforman familias integradas con un promedio de cinco miembros. Son campesinos y campesinas con altos índices de pobreza; son pequeños/as productores/as afiliados/as a ADROH que no poseen grandes extensiones de tierra (1-3 manzanas/familia), se encuentran ubicadas/as en zonas de ladera y se dedican al cultivo de granos básicos, hortalizas a pequeña escala, plantas medicinales, cría de especies menores (cerdos, aves, conejos, abejas, peces), café en parcelas pequeñas y participan en actividades de protección ambiental dentro de sus comunidades (fuentes de agua, campañas contra incendios forestales, reforestación).La mayoría de ellos/as han eliminado prácticas que afectan negativamente su medio ambiente, por ejemplo, la quema del suelo, uso de herbicidas e insecticidas de alta toxicidad; en cambio realizan algunas prácticas agroecológicas como conservación de suelos (barreras vivas, muertas, acequias de ladera, curvas a nivel, incorporación de rastrojos), elaboración y aplicación de fertilizantes orgánicos, uso de semillas criollas, entre otras.Los beneficiarios indirectos alrededor de 2,930 personas, hijos e hijas de los beneficiados directos, derivado de un promedio de 5 hijos(as) por participante adulto.

PARTICIPACIÓN EN LA ELABORACIÓN DEL PROYECTO
Como es habitual en el estilo de trabajo de Adroh, las decisiones sobre las intervenciones de proyectos, pasa primeramente por la consulta a los beneficiarios, se toman en cuenta sus aportes, necesidades y potencialidades.
Para la nueva propuesta, hubo visitas, jornadas de trabajo, evaluación interna del proyecto que recién concluye. De ahí surge la propuesta de realizar un enfoque multidisciplinario que permita avanzar en la sustentabilidad del proceso agroecológico y priorizar la gestión ante los tomadores de decisión y otros actores sociales que tienen presencia en las comunidades de intervención, como es la parroquia católica de San Francisco de Opalaca.
En la nueva propuesta la participación de los beneficiarios, parte desde la elaboración de la misma, en la ejecución son los responsables directos de las actividades que se planifican.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete