Capacitación de mujeres y jóvenes para asegurar su autonomía en Mauritania

El proyecto persigue empoderar a 1.000 mujeres pertenecientes a agrupaciones. Para ello se reforzará la formación en educación financiera, gestión asociativa, cohesión de grupo, en oficios así como alfabetización funcional.

Con esta iniciativa se favorecerá el descenso de la violencia juvenil, las desigualdades de mujeres y jóvenes en el acceso a servicios básicos y, en definitiva, que estas mujeres, muy vulnerables, reduzcan su situación de pobreza.

El proyecto contempla el apoyo de 4 formadores, 2 animadoras y 1 responsable de las actividades destinadas a este colectivo y de un formador para lograr la inserción laboral sostenible de los jóvenes.

Esta intervención se realizará en el municipio de Dar Naim, comuna urbana de Nouakchott, República Islámica de Mauritania.

Dar Naim, con una población muy joven con más de 144.043 habitantes. Las actividades económicas son casi nulas, las infraestructuras educativas casi no existen, los centros de salud carecen de personal sanitario suficiente (1 médico por cada 10.000 habitantes), el transporte comunitario no existe y la cobertura de la red de agua es muy reducida, (hay más de 4 barrios sin cobertura).

Mujeres sin recursos

En este contexto de vulnerabilidad, la mujer carece de acceso a recursos productivos, y el 52 % de jóvenes de 15 y 25  años no sabe leer ni escribir.

En el seno de estos hogares, las jóvenes abandonan las escuelas para ayudar a sus madres en las tareas domésticas y en las actividades económicas informales. Sin embargo, el colectivo femenino tiene una gran capacidad de agruparse con sus familiares cercanos. Los agrupamientos de mujeres son su lugar de encuentro en los que prima la solidaridad y la socialización, les proporciona oportunidades de acceso a la información y al crédito.

En cuanto a los jóvenes, el paro, debido a su falta de cualificación, les lleva al consumo de droga, robos, agresiones sexuales y criminalidad.

Fortalecer y acompañar

Cáritas Mauritania, socio local, en su empeño de acompañar y consolidar la autonomía de las mujeres y jóvenes de Dar Naim solicita ayuda a Manos Unidas para dar continuidad a un proyecto anterior para fortalecer los logros alcanzados en una primera fase de cooperación entre Caritas Mauritania, Manos Unidas y otros actores en el marco de la habilitación de mujeres y jóvenes. A partir de esta verificación y de la evaluación y análisis de los resultados obtenidos, se programa un nuevo período de acción para reforzar y consolidar las capacidades adquiridas en las intervenciones realizadas

El aporte del 11,82% de Caritas Mauritania se materializa en costes de funcionamiento de la sede y en parte de las mensualidades destinadas al coordinador. 

La viabilidad del proyecto está garantizada por el personal especializado y por el compromiso y colaboración participativa de autoridades municipales de Dar Naim, de instituciones de la comuna de Nouakchott, por la ayuda de otros actores públicos y privados, y por el plan de microcréditos para que las mujeres y jóvenes a los que acceden para desarrollar actividades generadoras de ingresos de autoempleo.

El proyecto apoyará a cerca de 1050 personas: 1.008 mujeres y 40 jóvenes. Sus familiares serán apoyados de manera indirecta, y suponen 6.720 personas.  

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete