Combatiendo la violencia en el hogar (zona rural al noroeste de Jerusalem)

RESUMEN DEL PROYECTO
La situación de los pueblos en Cisjordania se ha ido deteriorando drásticamente a raíz de la imparable construcción del muro, que les ha supuesto dificultad de acceso a sus tierras, al agua, incluso la pérdida de sus propiedades y de derechos fundamentales tales como la libertad de movimiento. Esto ha hecho que cada vez haya más pobreza y desempleo. El 70% de las familias viven por debajo del umbral de la pobreza. La sociedad patriarcal palestina da preferencia al hombre sobre la mujer; y defiende que la mujer vale para cuidar la casa y producir hijos; carece de numerosos derechos, entre otros de herencia o poder ser titular de tierras. Son frecuentemente víctimas de abusos y maltratos. Se antepone la educación del niño a la de la niña. Muchas mujeres se encuentran emocionalmente anuladas y vuelcan su frustración por tanta violencia en sus hijos. Esto influye negativamente en la capacidad de aprendizaje y en la autoestima de los niños.
El socio local, TRUST, se fundó hace más de 30 años con el objetivo de mejorar la educación y dar apoyo a mujeres y menores. Cambiar las estructuras sociales en un contexto tan complejo y violento es un proceso lento y difícil. Poco a poco van formando a mujeres jóvenes para levantar su autoestima, que descubran su potencial y que puedan trabajar, contribuyendo a su familia y comunidad y siendo independientes. Antes del confinamiento por la Covid-19, ya había un 60% de hombres en paro y sólo un 19,4% de las mujeres palestinas trabajaban. A raíz del confinamiento se ha observado un aumento de la violencia contra la mujer, ante lo cual Manos Unidas quiere actuar. Manos Unidas ha colaborado en 2018 y en 2019 con dos programas de educación para niños/as y para profesoras. En esta ocasión TRUST solicita apoyo para una variante novedosa, se trata de un programa de formación enfocado en detectar, acompañar y combatir la violencia familiar y de género, en los mismos cinco pueblos del noroeste de Jerusalen en que ya ha intervenido en el pasado (Biddo, Beit Anan, Beit Surik, Al-Jeeb and Qatanna).
Solicitan a Manos Unidas un proyecto de un año de duración y dos lineas de actuación dentro de su exitoso programa "Mother to Mother" que educa, en salud y nutrición de la primera infancia, a grupos de madres. Esta propuesta benefiará directamente a 382 mujeres y éstas a su vez a sus hijos, maridos, familiares y vecinas. Por un lado, formarán a 12 madres en temas de violencia familiar y de género y se las capacitará para trabajar como paraprofesionales de asistencia social. Las 7 mejores se ocuparán de asesorar y acompañar a otras 50 madres para que puedan identificar comportamientos de violencia e incluso denunciarla si es grave. Por otro lado, Trust elegirá a 20 mujeres, que ya actúan como paraprofesionales en su programa de madres, para darles cursos de liderazgo y que puedan participar en la planificación, implementación y evaluación de actividades y talleres y se conviertan en catalizadoras de cambio social. Estas mujeres organizarán tres comités que a su vez llevarán a cabo dos seminarios y la presentación de una película. Todo ello en coordinación con las autoridades civiles y policiales. La ayuda solicitada a Manos Unidas supone el 35% del coste total del proyecto que se encuadra dentro de los OSD numero 3 y 5 (3.Salud y bienestar y 5.Igualdad de género). TRUST contribuye con el 65% restante.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete