Construimos seis aulas de primaria en Ghana

Nos trasladamos a Kpalchani, en la región de Yendi, en Ghana, país africano situado en el Golfo de Guinea. Es una comunidad rural sin clínicas, carreteras, escuelas, mercado ni electricidad. Una zona árida pero poblada por gente joven y trabajadora. La Iglesia católica fundó en 1991 una Misión para enseñar catequesis a la juventud, y en 1995 contrató a dos profesores para dar clases a los pequeños. Así nació la primera clase de primaria, tan pobre, que hay que reconstruirla después de las lluvias. Actualmente tienen 315 alumnos  que caminan 3 kms. para llegar a una escuela compuesta de un chamizo, un bloque de adobe y los árboles.

La falta de una escuela que garantice la seguridad de los alumnos y profesores, está impidiendo la educación de los niños y el desarrollo de la zona. La organización de padres de alumnos, ante la imposibilidad de poder construir la escuela sin ayuda externa, se dirigió en el 2013 a Manos Unidas solicitando financiación. La petición está abalada  por las autoridades locales y el Obispo de Yendy. El Sr. Naa Kpalchani ha cedido 8 acres de terreno  para edificar la escuela, y se ha comprometido a movilizar a toda su gente para que colaboren con mano de obra no cualificada y con materiales de construcción.

Los beneficiarios directos son los 315 niños matriculados (166 niños y 149 niñas)  y los 5 profesores, pero indirectamente se benefician los habitantes de Kpalchani y los de las aldeas cercanas, unas 7.600 personas. En la escuela no tendrán electricidad ni agua potable, pero tienen un pozo manual a un kilómetro de distancia. La escuela pasará a formar parte del sistema Educativo de Ghana, que supervisará las actividades y se hará cargo del salario de los profesores.

Manos Unidas Valencia finaciará 5.823 € del total del proyecto.

Referencia del proyecto: GHANA/69292

Galería de imágenes: 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete