Lucha contra el abandono escolar en Marruecos

En Larache, noroeste de Marruecos, existe una situación de pobreza en cuanto a vivienda acceso al agua, luz, médicos, medicamentos y a cualquier medio material de formación y apoyo escolar. Las Hijas de la Caridad de Larache junto con Manos Unidas trabajan para que la población pueda contar con un espacio apto para el estudio, refuerzo escolar, apoyo y acompañamiento favoreciendo su acceso a una educación superior.

Niñas en escuela Marruecos

El proyecto se ubica en la ciudad portuaria de Larache, localizada en el noroeste de Marruecos, región Tánger-Tetuán, a 85 Km. de Tánger y 105 Km. de Tetuán.  Cuenta con una población de unos 112.000 habitantes. Hay muchas zonas de la ciudad donde se concentran barriadas enteras de chabolas con unas condiciones de habitabilidad pésimas: falta de luz y agua, ratas, desperdicios y humedades que provocan a sus habitantes enfermedades.

Este panorama de pobreza habitacional es difícil de subsanar debido al paro y a la escasez de empleos remunerados. La población sufre falta de formación o es completamente analfabeta. Muchas mujeres casadas se ven obligadas a trabajar por horas y sin seguro en casas particulares, lavando y limpiando para llevar a su hogar lo justo para comer un día, mientras que sus maridos, una vez que sus mujeres tienen un trabajo medianamente aceptable, no se preocupan de buscar trabajo y se convierten en una carga familiar en lugar de en un apoyo. El colectivo de familias a las que va destinado este proyecto se encuentra en esa situación de pobreza en cuanto a vivienda acceso al agua, luz, médicos, medicamentos y a cualquier medio material de formación y apoyo escolar.

Nuevo espacio apto para el estudio

Nuestra contraparte -Las Hijas de la Caridad de Larache- con una extensa trayectoria de trabajo en la ciudad, solicitan ayuda a Manos Unidas para responder a la petición de las familias de su barrio y de los estudiantes de secundaria de contar con un espacio apto para el estudio, refuerzo escolar, apoyo y acompañamiento.

Esta solicitud se concreta en:

  • Dotar de una Mediateca con capacidad para 175 niños y jóvenes de primaria, secundaria y bachillerato de los medios necesarios para que los estudiantes reciban refuerzo escolar a nivel tutorial y documental.
  • Libros de texto, diccionarios.
  • Material informático (ordenadores con Internet para realizar los trabajos que les mandan en sus centros de estudios, tóneres, 5 pen drive, 1 disco duro externo).
  • Un reproductor.
  • Una televisión.
  • Una pizarra.
  • Material fungible.
  • Coste internet.
  • Dos personas preparadas para realizar trabajos de tutoría y acompañamiento.
  • Dos profesores especializados en ciencias e inglés.

El aporte local consiste en:

  • La adecuación del baño existente.
  • Remodelación del espacio del que disponen convirtiendo un comedor infantil y sala de entrada en una Mediateca.
  • Compra de mobiliario adecuado a cada edad.
  • En el trabajo de la responsable de coordinación: de la gestión del proyecto y del refuerzo de lengua francesa.

Asimismo, el gobierno local corre con los gastos de funcionamiento del centro: luz y agua.

Por el bajo nivel de recursos económicos de los padres de los beneficiarios no se contempla su aporte financiero, pero sí se cuenta con su compromiso de llevar a los más pequeños, motivarles y exigirles el aprovechamiento del tiempo; por su parte, los estudiantes mayores se comprometen a esforzarse para mejorar los resultados académicos.
Con la puesta en marcha del proyecto se facilitará un buen ambiente de estudio a niños/as y jóvenes del barrio, se potenciarán sus capacidades, competitividad y motivación, se mejorará su rendimiento escolar y sobre todo se evitará que la falta de cultura, de medios materiales y situación económica de las familias, que quieren que sus hijos estudien, se conviertan en un factor excluyente a la hora de que éstos continúen en el sistema educativo.

La provincia España-Sur de las Hijas de la Caridad garantiza la viabilidad económica del proyecto en todos los ámbitos y asegura su sostenibilidad desde el punto de vista económico, tecnológico y organizativo. La Media Luna Roja cede a la Comunidad los locales sin límite de tiempo (lo lleva haciendo desde hace 40 años).
Aportación local: 12,29%.

Beneficiarios directos: 175; Beneficiarios indirectos: 1.300.

 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete