Mejora de las condiciones de vida de las comunidades indígenas campesinas

La Fundación ACLO solicita ayuda para llevar a cabo un proyecto que contribuirá a la seguridad alimentaria de la población y empoderará económica y socialmente a las mujeres en igualdad de derechos y condiciones en Bolivia.

Comunidad indígena de Chaqui

El proyecto se localiza en el municipio de Chaqui, en Bolivia, y tiene el propósito de contribuir a resolver el problema de la inseguridad alimentaria mediante la implementación de un sistema productivo agroecológico. Las familias cuentan con pequeñas tierras donde cultivan papa, maíz, haba, cebada, durazno y algunas hortalizas. La baja productividad agrícola hace que no exista la suficiente disponibilidad de alimentos, ni tener ingresos que permitan a las familias satisfacer sus necesidades básicas, lo que tiene un fuerte impacto en la salud de la población, principalmente en niños menores de 5 años.

A pesar de la gran responsabilidad asumida por la mujer en la comunidad campesina indígena (cuida de la alimentación de la familia, de la salud de los niños y las niñas, de su educación, del cuidado del ganado y de la agricultura), hasta unos años atrás, ni los proyectos ni las políticas institucionales la habían tomado en cuenta como población participante.

A través del protagonismo de las mujeres indígenas campesinas, el proyecto pretende:

  • Empoderar económicamente a las mujeres fortaleciendo sus capacidades técnico productivas y dotándoles de los medios necesarios (insumos, herramientas, equipos) para que puedan utilizarlos en la producción de alimentos.
  • Empoderarlas socialmente a través del fortalecimiento de sus capacidades organizativas y de gestión para la incidencia en políticas públicas relacionadas con el cumplimiento y protección de sus derechos.
  • Sensibilizar a los hombres para que valoren el rol y el trabajo de las mujeres como aporte a la economía y subsistencia de la familia y el desarrollo comunal.

Los beneficiarios del proyecto son 500 personas que provienen de las comunidades campesinas e indígenas con bajos ingresos, organizados en sindicatos comunales y ayllus. La contribución de Manos unidas al proyecto supone el 91% del presupuesto total, constituyendo el resto el aporte local.

 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete