Mejora del nivel de vida de los pequeños caficultores en Chiapas

La certificación orgánica del café de los caficultores de la zona permitiría su acceso a mercados actualmente restringidos para ellos, aportando una mayor seguridad y bienestar a sus familias y a la comunidad.

Café de las plantaciones de los pequeños caficultores de Chiapas. Foto: Manos Unidas / Javier Mármol

México es un país con una enorme riqueza cultural y ambiental, sin embargo está marcado por una gran desigualdad económica y social. Chiapas, estado que se encuentra en el sureste mexicano, está considerado como la región con mayor biodiversidad en el país debido a que cuenta con una gran variedad y abundancia de flora y fauna. Sin embargo, sufre enormes atrasos en sanidad, educación y servicios. Este estado ocupa el segundo lugar en las cifras de desnutrición del país después de Guerrero, y es el que padece una mayor incidencia de pobreza alimentaria. Los habitantes son indígenas de diferentes etnias y viven como agricultores, apicultores, caficultores, ganaderos y pequeños comerciantes. Parte de la producción se destina al autoconsumo familiar y otra parte se destina a la venta ambulante en los pequeños municipios de la zona.

En la región permanece una situación de conflictividad social que se ha ido profundizado desde el alzamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional de 1994, con las demandas del pueblo indígena respecto a sus derechos como individuos y como pueblos, el derecho a la tierra y a la conservación de su identidad cultural. Ocotepec está clasificada entre los 125 municipios con mayor atraso y las familias sufren grandes carencias: las personas no realizan actividades productivas, agricolas y/o ganaderas y viven de los mínimos apoyos que les otorga el Gobierno mediante programas asistenciales federales y locales.

Viviendo esta realidad, las Hermanas de Mª Auxiliadora llevan a cabo distintas iniciativas:

  • Edificación de un internado. A principios de 2005 iniciaron la construcción a fin de acoger a niñas y niños de familias en extrema pobreza, pudiendo constatar el problema de desnutrición de los infantes, originándoles enfermedades respiratorias, virales, bacterianas etc.
  • Comedor infantil donde se dan alimentos equilibrados a niños en situación de pobreza.

En el año 2007 se constituyen como asociación civil bajo el nombre "Educación y Desarrollo Indígena de Chiapas, A.C." siendo sus objetivos fundamentales:

  • La capacitación de las familias de etnia zoque en la crianza de animales.
  • El cultivo de hortalizas y frutas para el autoconsumo a fin de disminuir las enfermedades provocadas por la desnutrición, aumentando con ello el nivel de aprovechamiento escolar y fomentando también sus usos y costumbres.

Certificación orgánica del café de los pequeños caficultores

El proyecto pretende conseguir la certificación orgánica de café, lo que permitirá a los pequeños caficultores acceder a mercados que actualmente les están restringidos, mejorando con ello su nivel de vida.

La participación de Manos Unidas es del 6,75% y se dedica a la adquisición de equipos y materiales, gastos de personal y capacitación. La aportación local se concreta en terrenos, personal y gastos de administracción, representando el 93,25% restante.

Con el proyecto se beneficiarán 171 personas directamente e indirectamente 1.187.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete