Mejora de la prevención y atención sanitaria en 10 aldeas tribales de Amravati

    Nuestro socio local, Las Hermanas de Fátima, tienen un pequeño dispensario médico en una de las aldeas tribales desde donde llevan trabajando más de 28 años atendiendo a diario a la población de los alrededores. Ahora solicitan la colaboración de Manos Unidas, para proporcionar acceso a la sanidad y educación para la prevención de enfermedades en esos 10 pueblos tribales seleccionados

 

El proyecto se va a realizar en 10 poblados de la región de Melghat en la Diócesis de Amravati, estado de Maharashtra, al oeste de la India. El 80% de los habitantes de esta región pertenecen a la comunidad de tribus «korkus». Viven en pequeñas aldeas en las montañas, construyendo sus casas en dos filas enfrentadas y conviven con los animales grandes, como vacas o búfalas y pequeños como cabras. El índice de alfabetización es del 30%. Se dedican a la agricultura de subsistencia y dependen del agua de los monzones, que falla con frecuencia, por lo que padecen sequías y hambre. El 80% de las familias vive bajo el umbral de la pobreza. El transporte es muy limitado y la electricidad escasea. La media por familia es de 6 personas. Muchos acuden a los brujos en caso de enfermedad y tienen sus «rituales» curativos. Los centros de salud están concentrados en pueblos grandes, no accesibles por los habitantes de los poblados interiores, y los enfermos cuando se deciden a ir, tienen que andar varios kilómetros o ser llevados en carros de bueyes y llegan ya en muy malas condiciones de salud.

DonadDada la falta de aseos individuales o colectivos, los tribales hacen sus necesidades al aire libre. Carecen de agua potable y la gente bebe incluso agua estancada, lo que provoca numerosas enfermedades. La desnutrición es un problema crónico y recurrente que también incide en la mortalidad infantil y en los elevados índices de anemia de las mujeres. El alcoholismo es abundante a todos los niveles pues beben tanto hombres como mujeres.

El Nuestro socio local, Las Hermanas de Fátima, tienen un pequeño dispensario médico en una de las aldeas tribales desde donde llevan trabajando más de 28 años atendiendo a diario a la población de los alrededores. Ahora solicitan la colaboración de Manos Unidas, para proporcionar acceso a la sanidad y educación para la prevención de enfermedades en esos 10 pueblos tribales seleccionados. Les atenderán desde el dispensario, se realizarán visitas semanales a los pueblos con la unidad móvil y organizarán dos campañas de salud y dos oftálmicas el segundo año. Darán educación sanitaria sobre tuberculosis, cáncer, sida, anemia, asma, higiene, Covid-19 y uso adecuado del agua. Darán también formación en acupuntura, hierbas medicinales y concienciación para evitar el alcoholismo. Formarán a las trabajadoras sanitarias del Gobierno llamadas «asha» y a las educadoras de las guarderías para que ayuden a la población y les den la información sobre las prestaciones que ofrece el Gobierno respecto a la desnutrición, tuberculosis, cuidados ante y post natales. Los beneficiarios directos del proyecto serán unas 5.000 personas. La contribución local será el 40% del salario de la coordinadora, así como un 50% de los gastos administrativos, representando un 7% del total del proyecto, aportando Manos Unidas el 93% restante. La duración del proyecto será de dos años y se alinea con el ODS número 3, «Salud y Bienestar».

PROBLEMAS A RESOLVER

La fa

La falta de higiene y de seguridad alimentaria, tienen un impacto negativo directo en las condiciones de salud de estas comunidades tribales, especialmente entre mujeres y niños, que llegan a aceptar la mortalidad infantil por malnutrición, y también en los partos, como una cosa ordinaria. Además, al ser pueblos tribales del interior de los bosques, tienen muy difícil el acceso a hospitales, por lo cual muchas veces se los complican las enfermedades por falta de atención. La desinformación sobre las causas de muchas enfermedades y como prevenirlas, hace que tengan serios problemas de salud, para beber agua no potable, o para vivir en pésimas condiciones higiénicas.

Se pretende mejorar todo esto educando a la población con varios cursos de formación en los pueblos y con una atención sanitaria accesible. Para lo cual se llevarán a cabo visitas semanales en los pueblos con la clínica móvil y se atenderá diariamente en el dispensario. Además, se harán dos campañas médicas generales y dos oftalmológicas en el segundo año. Todos los pacientes graves serán derivados en los hospitales públicos porque puedan ser tratados, ayudándolos en todo el proceso.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete