MUJERES INDIGENAS LUCHANDO POR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

El proyecto se lleva a cabo en el Dto. De Veracruz al norte de Guatemala y beneficiará a 20 comunidades indígenas del municipio de Chisec. Guatemala con más de 14 millones de habitantes se enfrenta a un permanente problema de Riesgo Alimentario. Los niveles desnutrición son crónicos a pesar de las promesas del gobierno y 1 de cada 2 niños sufre desnutrición crónica. El país ocupa el primer lugar en América Latina y el sexto en el mundo en cuanto a desnutrición infantil. 

En el departamento de Verapaz la desnutrición y la pobreza van de la mano, pobreza en un 86% de la población y pobreza extrema en un 41% en unas condiciones de desnutrición agudas agravadas por un hambre severa y una precaria salubridad. 

Este municipio se caracteriza por una gran conflictividad agraria que tiene su origen en la época del conflicto armado. Muchos pobladores abandonaron sus tierras  y cuando volvieron las encontraron ocupadas  por otros pobladores no originarios de la población. Esta conflictividad está ocasionando un importante riesgo de acceso a la  alimentación. 

Se trata de ayudar a 100 mujeres pequeñas productoras de 20 comunidades fortaleciendo sus conocimientos, habilidades y destrezas para que garanticen la Seguridad Alimentaria. Se hizo una primera fase con Manos Unidas de formación/capacitación y organización política  y productiva y ahora es el momento de ponerlo en práctica impulsando acciones que defiendan las semillas locales, la diversificación de cultivos  el consumo responsable que garantice  la nutrición. Impulsar huertos familiares y parcelas demostrativas que garanticen la Seguridad Alimentaria, promover actividades de empoderamiento económico de incidencia política y de gestión local. 

La Asociación sin ánimo de lucro Coordinación de ONG y COOPERATIVAS trabaja desde 1992 en promover las capacidades de las organizaciones sociales profundizando el dialogo político con el estado y la sociedad. 

Los fondos solicitados se emplearán en capacitar a 100 promotoras indígenas seleccionadas en 20 comunidades en temas  como el empoderamiento económico de las mujeres, administración  básica y organizativa para la gestión local que luego incidirán en sus comunidades. El dinero se destinará para el personal, capacitación, suministros y funcionamiento. El socio local aporta parte del personal, funcionamiento y administración.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete