Un nuevo ecógrafo para el Centro Médico San Alberto

El Centro Médico San Alberto necesita un nuevo ecógrafo que permita ofrecer un mejor servicio diagnóstico y médico a la población de la Comunidad de Ivirzagama. El ecógrafo actual es antiguo y es difícil encontrar piezas de repuesto.

Ecógrafo del Centro Médico San Alberto, Ivirzagama, Bolivia

La población de la Comunidad de Ivirzagama del Municipio del Puerto de Villarroel, en el departamento de Cochabamba de Bolivia, está constituida por personas de escasos recursos, en la mayoría agricultores que se dedican a sus plantaciones de cítricos, yuca, plátano, etc. También se dedican a la pesca.

La gran mayoría de la población solo tiene el nivel básico de escolarización y muchos de ellos no llegaron siquiera a entrar en la escuela. La estructura familiar está formada normalmente por el padre como cabeza de familia, el cual lleva la responsabilidad de ésta y por la madre, encargada de cuidar y alimentar a los hijos. Muy pocas de la parejas están casadas por la vía civil o religiosa, siendo la gran mayoría uniones libres.

Los ingresos familiares por regla general son bajos, ya que los que provienen de la actividad económica sólo llegan a cubrir, y a veces ni eso, las necesidades básicas. Respecto a la salud muchas personas no acceden a dicho servicio por los costes económicos que implica, a pesar de que un sector de la población cuente con seguro de salud. La atención en los hospitales públicos es deplorable ya que no suelen contar con personal adecuado, lo cual hace que la población no asista, prefiriendo pasar por alto el cuidado de su salud.

Ofrecer un mejor servicio médico con un nuevo ecógrafo

Entre la comunidad de Ivirzagama existe un grupo étnico del pueblo indígena de Yuracane que se acerca a buscar ayuda, normalmente en forma de alimento o atención sanitaria. Esta población suele ser nómada y por lo tanto no está acostumbrada a realizar trabajos fijos. En dicho contexto se encuentra el Centro Médico San Alberto, dependiente de la Diócesis de Aiquile, el cual presta servicios de salud, con bajos costes y alta calidad a la población de la zona. Dicho Centro atendió en el servicio de ecografía del año 2014, a más de dos mil pacientes. Para realizar su trabajo cuentan con un ecógrafo, donado y de segunda mano, que por su antigüedad y falta de repuestos lleva a dar un servicio médico deficiente y a tener unos costes de mantenimiento elevados.

Ante esta situación la comunidad médica plantea el presente proyecto, para adquirir un nuevo ecógrafo que rebaje los costes de mantenimiento y permita ofrecer un mejor servicio médico a la comunidad beneficiaria. Además, un nuevo ecógrafo permitiría realizar exploraciones que en la actualidad les están vedadas por la antigüedad del equipo.

La solicitud planteada por el Centro Médico es que Manos Unidas colabore en la adquisición de un ecógrafo moderno y ver su funcionamiento durante un año, poniendo la institución solicitante las instalaciones adecuadas para la ubicación del equipo y el personal formado en ecografía.

La contribución de Manos Unidas supone el 84 % de la propuesta global y el número de beneficiarios directos se calcula en 2.600.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete