PROYECTO 2019-2020 SOCIOS (VIII)

Mejora de las condiciones higiénico sanitarias y educativas de colegio de secundaria

El proyecto se realiza en Ranganaykulapeta, Diócesis de Nellore, Andhra Pradesh, en la costa este de la India. Los beneficiarios de este proyecto son los niños y niñas que asisten al colegio St. Peter. Pertenecen a familias que viven por debajo del umbral de la pobreza, sus padres se dedican a la agricultura como jornaleros. En algunos casos estos niños se ven obligados a trabajar para contribuir al sustento familiar abandonando sus estudios, privados de uno de sus derechos fundamentales: la educación. Para erradicar los problemas de analfabetismo y conseguir una esperanza de futuro para los niños, la Diócesis creó una escuela en 1932 con la finalidad de formar a los menores y que tuviesen acceso a estudios superiores y a un trabajo digno. Desde ese momento, la escuela ha conseguido proporcionar una educación de calidad con muy buena reputación en la zona. En 2017 Manos Unidas colaboró en la construcción de un edificio de dos plantas para alojar a los alumnos en buenas condiciones, pero la zona de aseos se mantuvo la existente que ya se encuentra muy deteriorada por el paso del tiempo. Además, se encuentra a más de 250 metros del edificio en el que se imparten las clases por lo que los niños tienen dificultades para acceder a ellos sobre todo en época de lluvias o de excesivo calor. Por las mismas razones el auditorio se encuentra también en muy mal estado, próximo al derrumbe por lo que los actos académicos y formativos tienen que realizarse en el patio a la intemperie y muchos han de ser cancelados por las inclemencias meteorológicas afectando esto de forma muy negativa a su educación. El colegio, que está en un gran parte financiado por el gobierno, no cuenta con unos laboratorios adecuados, requisito que pide el gobierno para seguir aportando la subvención. La Diócesis solicita la colaboración de Manos Unidas para construir dos bloques de aseos, unos para niñas y uno para niños, la rehabilitación del auditorio y el equipamiento del laboratorio de química, botánica y física con instrumental adecuado lo que supone un aportación del 80%. De esta manera el colegio habría mejorado considerablemente las condiciones higiénico-sanitarias y educativas y se garantizará la renovación del permiso del gobierno al colegio. La aportación local será del 20% del proyecto y consistirá en la demolición de los antiguos baños y el equipamiento del auditorio. El proyecto, de un año de duración, beneficiará directamente a los 358 alumnos de primaria y secundaria, siendo positivo para la comunidad en general. El proyecto está alineado con el ODS nº 4 "educación de calidad".

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete